El año 2019 se cerró en la Zona Media con la puesta en marcha de 31 nuevas empresas que echaron a andar gracias al asesoramiento y acompañamiento del Consorcio de Desarrollo de la Zona Media. Según recoge el balance anual de la oficina de atención al emprendimiento de la entidad, durante el pasado ejercicio, el Consorcio atendió a 114 personas promotoras, de las cuales 56 fueron mujeres y 58 hombres. “El año pasado prácticamente pasaron por el servicio el mismo número de mujeres que de hombres, a diferencia de los últimos años en los que era mayor el número de mujeres promotoras”, indicaron.

Con los equipos promotores, informan, se trabajaron conjuntamente 102 proyectos empresariales. De ellos, nueve fueron promovidos por dos o más personas que compartían idea de negocio y el resto -93- fueron promovidos por una única persona. Por sectores de actividad, el 56% de los proyectos asesorados correspondieron al sector servicios. De los restantes, el 17% pertenecían a comercio, el 14% de los proyectos asesorados estaban relacionados con el turismo, el 4% con industria y artesanía así como con agricultura, ganadería y forestal respectivamente -éstos se derivan, por parte del Consorcio de Desarrollo de la Zona Media a servicios especializados como pueden ser INTIA o los sindicatos agrarios- y el 3% de los proyectos que entraron en la oficina de asesoramiento pertenecían al sector de la construcción.

Como resultado de este trabajo de acompañamiento y asesoramiento prestado desde el Consorcio -un servicio subvencionado por el Servicio Navarro de Empleo-, a lo largo de 2019 se crearon en el territorio 31 empresas, de las que 27 se constituyeron como empresarias y empresarios individuales, dándose de alta en el régimen de autónomos de la seguridad social. “Los empleos generados vinculados a la creación de estas treinta y una empresas han sumado un total de treinta y cuatro, de los que diecisiete han sido hombres y otras tantas mujeres”, cifran desde la entidad.

Otro de los servicios que brinda el Consorcio dentro de esta oficina de asesoramiento es la tutorización a empresas ya constituidas, mediante el acompañamiento y la tutorización técnica para contribuir a su consolidación. Según recoge la memoria de actividades del pasado ejercicio, a lo largo de 2019 desde la entidad se tutorizó a veinticinco empresas que se habían constituido en los veinticuatro meses previos a la atención.

“Se trata de consultas a demanda, tanto presenciales como online y telefónicas, para resolver cuestiones que han demandado y las que han surgido como oportunidad. Destaca que cada vez son más habituales las consultas utilizando canales que proporcinan inmediatez como el whatsapp””, remarcan. Algunos de los motivos de tutorización han sido la tramitación de la ayuda para la promoción del empleo autónomo del Servicio Navarro de Empleo, información sobre subvenciones a empresas comerciales minoristas para la mejora de la competitividad o sobre la subvención de fomento de la empresa digital, entre otras.

Suscríbete al sistema de notificaciones