En la foto, de izquierda a derecha: Jon Ander Crespo, Onintza Sayar, Ruth García, Lorea Bueno y Esther Arive

Soy Onintza Sayar, directora y promotora de Pharmamodelling.

Cuando finalicé mis estudios de Farmacia, comencé a trabajar en mi tesis. Tras una labor de investigación desarrollada a lo largo de cinco años, realicé mi tesis doctoral en el ámbito de la “aplicación de los modelos pk/pd en ensayos pre-clínicos y clínicos en analgesia». Un ámbito en el que encontré mi pasión y, a la vez, una oportunidad de negocio en un campo con múltiples expectativas.

Pharmamodelling lleva más de tres años en funcionamiento y nació posicionándose dentro del segmento de asesoramiento especializado a la industria farmacéutica y hospitales, concretamente ofertando servicios de modelización; una técnica poco conocida en España hasta el momento por muchas empresas farmacéuticas, que ofrece una serie de importantes ventajas respecto a las técnicas tradicionales que se empleaban hasta entonces.

La modelización, también llamada modelling, como señala el nombre de la empresa, es una herramienta muy potente a la hora de desarrollar fármacos, que permite llegar a conseguir ahorros de hasta un 50% en el coste del desarrollo de un medicamento.

Es una herramienta muy versátil que permite abordar diferentes problemáticas del campo del desarrollo de fármacos, como son el diseño de ensayos clínicos, la selección de lotes o la recuperación de ensayos fallidos, un servicio ofrecido a compañías farmacéuticas que han invertido cantidades importantes en fármacos que no han llegado a alcanzar el mercado.

La empresa, que ha pasado de ofertar servicios de modelización a conformar todo un catálogo de aplicaciones de modelling específicas para la industria, cuenta con un departamento técnico integrado por doctores en farmacometría, así como con otras personas que trabajan en las áreas de finanzas, marketing y farmacoeconomía.

Entre sus clientes figura la industria farmacéutica, tanto de desarrollo de fármacos innovadores como genéricos, centros de investigación, hospitales y CRO’s.

Lo más complicado

La mayor dificultad que hemos encontrado a la hora de acceder al mercado ha sido el escaso conocimiento del modelling por parte de la industria farmacéutica. Este hándicap lo hemos tenido que compensar realizando un importante esfuerzo de formación al cliente, a través de charlas, presentaciones individualizadas, etc. Afortunadamente, poco a poco vamos consiguiendo que cada vez sean más las empresas que conocen y confían en esta técnica para el desarrollo de sus fármacos. Respecto a la gestión de la empresa, el sector farmacéutico y concretamente, el subsector de desarrollo de fármacos, además de estar configurado por grandes empresas, presenta unas peculiaridades que hacen que el proceso comercial sea más lento que en otros sectores, el cual no es el mejor escenario para la tesorería de una pyme que acaba de empezar y que debe velar por mantener en su plantilla a personal cualificado.

El mayor logro

Sin duda una de las mayores satisfacciones es la aceptación que está teniendo nuestra empresa en un mercado tan exigente como es el de la industria farmacéutica. Además de esto, estamos muy satisfechos de poder desarrollar varios proyectos de I+D, algunos propios y otros junto a colaboradores de primer nivel, en los que tenemos depositadas grandes expectativas. Otro de los logros importantes que se ha materializado recientemente ha sido el cierre de una serie de acuerdos estratégicos con diferentes partners a nivel nacional e internacional, con el objetivo de poder configurar una oferta de valor para el desarrollo de fármacos que nos permite ofertar servicios desde el momento de la investigación básica hasta la fase de aprobación por las agencias reguladoras.

Aspiramos a

Nuestra aspiración a corto plazo es lograr éxito en el mercado con los servicios específicos que estamos lanzando, que como decimos, creemos que ofrecen numerosas ventajas a la industria. A más largo plazo nuestra ambición consiste en consolidar la actividad de tal manera que nos permita alcanzar una rentabilidad satisfactoria para nuestros socios y suficiente para que continuemos invirtiendo en investigación, y porque no, poder colaborar desde nuestra empresa a solucionar problemáticas sociales del ámbito de la salud.