Apostando por vivir y trabajar en la Montaña de Navarra

Marcelo y Betina son dos almas emprendedoras. Cada uno se desarrollaba profesionalmente de manera autónoma en lo suyo en su país, Argentina, hasta que, movidos por una promesa y por el afán de aventurarse a un nuevo desafío, llegaron a España, junto a sus dos pequeños hijos.

Tenían gestada una idea y una vez aquí se les fue abriendo el camino para ponerla en marcha, así ha nacido Ingemold en la localidad navarra de Monreal.

Uniendo la capacidad y la experiencia de Marcelo de más de 25 años en la industria metalmecánica y los conocimientos organizacionales de Betina, Licenciada en Administración con 15 años de experiencia en su área, han visto nacer en suelo español a lo que hasta ahora sólo había sido un sueño.

Ingemold es una empresa que ofrece servicios de Mecanizado, Erosión y Corte por Hilo, entre otros.

Cuentan con el equipamiento necesario para dar una respuesta integral a sus clientes.


Entre el equipamiento principal disponen de un Centro de Mecanizado CNC con cuarto eje, Electroerosión de corte por hilo, Electroerosión por penetración y Rectificadora.

 

Además disponen de mucha experiencia en elaboración de matricería de inyección plástica, matricería de troquelería para embutido y progresivas, elaboración de piezas especiales mecanizadas, reparación y mantenimiento de troqueles, matrices para inyección de aluminio, entre otros.

Para su puesta en marcha han contado con el asesoramiento del Servicio de Apoyo al Emprendimiento que CEDERNA GARALUR presta como entidad socia de la Red Navarra Emprende cofinanciada por SNE-NL y con la colaboración de Fundación Caja Navarra y Obra Social La Caixa mediante el programa InnovaSocial.

Lo más complicado

Sin duda la carrera contra el tiempo para conseguir cumplir todos los requisitos y trámites para poder empezar a funcionar de manera legal ya que eran temas desconocidos para ellos y viniendo del extranjero la complejidad ha sido aún mayor.

El mayor logro

Montar en tiempo récord su empresa ha sido su mayor logro y lo han conseguido gracias a su empuje, ilusión y al apoyo recibido. Están muy contentos de haber podido poner en marcha su proyecto en Navarra, dónde la industria está tan pujante, ya que Ingemold ha abierto sus puertas en el histórico y pintoresco pueblo de Monreal, lugar donde viven. También están muy agradecidos a su familia que les apoya desde Argentina y son su soporte fundamental, a la familia Unzué por haberse brindado tan generosamente, a Agustín por ser su ángel aquí, al Ayuntamiento de Monreal por haberles brindado su apoyo y respaldo, al pueblo del Monreal y al colegio Santa Bárbara, por hacerles sentir en casa y al Gobierno de Navarra, por respaldar a personas emprendedoras como ellos poniendo a su disposición una estructura profesional y humana de gran envergadura.

Aspiramos a

A que se consolide el proyecto y que partiendo de esas bases sólidas sean un referente o alternativa de peso en la industria metalmecánica de Navarra. Su objetivo es seguir creciendo y desarrollándose, buscando la mejora continua de sus procesos y resultados, pero sobre todo, afianzando los lazos con sus clientes y creando nuevos lazos de aquí hacia adelante. Lograr la satisfacción del cliente es su premisa fundamental.