He creado en Mendavia, una pequeña tienda de calzados y complementos para damas y caballeros. Cuento con una variedad de modelos y estilos que se adaptan a las exigencias de consumidores jóvenes, así como a personas mayores. Es un local pequeño pero acogedor y muchos habitantes del pueblo han solicitado mi asesoramiento para vestir y combinar el calzado, bolso o algún otro complemento con algún vestido para ocasiones especiales.

Para mí ha sido entrar en un mundo un tanto desconocido. Es cierto que ya contaba con experiencia en tratar al público pero no en este tipo de actividad. La rama del calzado es muy exigente y en numerosas ocasiones no sólo tienes que tener en cuenta los gustos personales, sino que debes ampliar tu diapasón de criterios para cumplir con las expectativas de los clientes.

 

Lo más complicado

Emprender un nuevo proyecto lleva consigo una serie de riesgos e incertidumbres. Desde el punto de vista psicológico, lo más complicado ha sido enfrentar todos los criterios y tendencias negativas que leemos a diario sobre la situación económica tanto en el país como en nuestra comunidad. Bajo el eslogan de “quien no emprende no gana” o “ahora es el momento o nunca”, he conseguido dar el paso definitivo, siempre con el apoyo de mi familia y amigos. Desde el punto de vista técnico, convertirse en autónomos en Navarra es muy sencillo dado a la simplicidad y rapidez de los trámites. Quizás nos agobiamos en ocasiones por toda la información en relación a facturas, presupuestos, justificantes que tenemos que recopilar y organizar para presentar y que no tenemos en el momento por causas ajenas a nuestra voluntad. Gracias a la asesoría y seguimiento de la Asociación TEDER, cada fase del proyecto lo hice sobre pasos seguros y fueron incontables las llamadas telefónicas para realizar consultas técnicas que fueron atendidas con amabilidad y profesionalidad en todo momento.

El mayor logro

Abrir cada día el portón de mi tienda y saber que hay clientes que esperan para entrar, es un logro que como emprendedora me da fuerzas a diario para continuar mi proyecto. Para mí ese es el mayor logro.

Aspiramos a

A afianzarme en el sector ganando en solidez y competitividad. Que los clientes se sientan satisfechos con mis servicios y que mi tienda sea una referencia al menos en la región donde está enclavada.