Navarra es la segunda comunidad que más ha visto crecer la afiliación de autónomos extranjeros en 2018 con un 10,5%, detrás de Baleares, con un 28,1%, según datos aportados por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

El informe destaca que, a escala estatal, y hasta el mes de julio se han sumado al RETA 22.830 autónomos extranjeros, un crecimiento del 7,6%.

Así, de los 3.251.944 autónomos dados de alta en el RETA a 31 de julio de 2018, 322.540 no tienen nacionalidad española. Es decir, el 9,9% de los autónomos, uno de cada diez, es extranjero.

Los autónomos de otras nacionalidades que están dados de alta en España son de procedencia china (17,1%), rumanos (11,6%), italianos (8,2%) y nacidos en Reino Unido (7,2%). Este último colectivo, el de los autónomos de procedencia inglesa, es el que más ha crecido (tanto en números absolutos como en porcentaje) en lo que llevamos de año, un 13,7%, incrementando de 23.209 autónomos a 26.378 autónomos (+3.169 personas), destaca ATA.

El 28,4% de los autónomos extranjeros se dedica al comercio y el 18,6% a la hostelería. Es decir, un 47%, de los autónomos cuya nacionalidad no es española se dedican al sector de los servicios. Sin embargo, en lo que va de año son las actividades artísticas el sector que porcentualmente más ha crecido con un incremento del 17,1%, seguido del transporte con un 15,2% de incremento. Destaca también el incremento en un 13,3% de los autónomos extranjeros que desarrollan una actividad financiera o de seguros, o del 12,8% de incremento de los que lo hacen en inmobiliarias. Sólo el sector de la educación pierde afiliación de autónomos extranjeros en un 6,7%, al igual que lo hacía el total de autónomos.

Por otro lado, en lo que va de año las mujeres autónomas extranjeras se han incrementado en un 8,1% frente al 7,3% de los varones. Ya suponen el 36,8% del total de autónomos con nacionalidad no española.