Susana Romanos ha abierto una nueva editorial llamada greylock. Ella misma nos lo cuenta.

Todos tenemos sueños, y el mío siempre ha sido montar una editorial, independientemente de la situación laboral que me encontrase. Pero no fue hasta hace 5 años cuando decidí que quería hacerlo, además me di cuenta de la cantidad de libros extraordinarios que había no publicados en Castellano y que no había podido leer gracias a que conozco otros idiomas. Ese fue el germen, el posibilitar a los amantes de la lectura el acceso a obras las que de otra forma no llegarían por no ser trabajos muy populares. De hecho, greylock comienza su andadura con una maravilla de la literatura húngara de principios del siglo XX: ¨El califa cigüeña¨de Mihály Babits, traducida de forma magistral por Eszter Orbán y Fernando Castro.

Lo cierto es que admito que me vi forzada por las circunstancias. Después de unos años trabajando como editora en Barcelona, decidí que lo mejor era volver a Castejón y acabar mi doctorado. Me doctoré, pero desde entonces, y salvo algunos trabajos puntuales de servicios editoriales y actividad docente, no he encontrado trabajo estable. Es por ello que decidí que era el momento de montar mi propia editorial.

Edito, publico y vendo libros. Busco propuestas que encajen dentro de la filosofía de la editorial y les doy forma: greylock es una editorial independiente nacida con el propósito de ofrecer un catálogo de obras escogidas, en formato de ensayo, ficción, ediciones especiales, bookworks y proyectos fotográficos, que aborden la creación combinando la literatura con otras disciplinas de forma divertida, interesante y alentadora. En su catálogo habrá autores clásicos, contemporáneos, muchos de ellos poco conocidos,pero todos escogidos por su calidad.

La editorial se dirige a un tipo de lector que por encima de modas y tendencias ama leer, es constante y entregado. A ese tipo de lector que cuando se olvida de comprar un libro se siente incompleto; que siempre está a la búsqueda de nuevos temas, de las pequeñas grandes obras, sintiendo muchas veces que no encuentra lo que busca; y que su pasión por los libros hace que los lleve a todas partes.

Hace mucho tiempo que conozco la existencia de Consorcio EDER, tanto que, sinceramente, no recuerdo como di con vosotros. Lo que sí puedo decir es que fue a raíz de las Mesas Sectoriales Industrias Creativas y Culturales, que organizasteis en mayo y junio del año pasado, cuando me informé de los servicios que ofrecíais a los emprendedores.

Me habéis aclarado muchas dudas, yo sé de edición, pero en cuestiones de negocio y fianzas estaba pez y con vosotros aprendí las fases de dar de alta un proyecto empresarial, como encarar el papeleo, además de darme información sobre ayudas disponibles. Valoro sobre todo el saber facilitar el proceso y el encargarse de trámites como la gestión de subvenciones, por ejemplo. El trato recibido es excelente, pero no sólo eso, el personal que trabajáis en Consorcio EDER sois muy competentes y accesibles, y ello es de agradecer.

Lo más complicado

Lo más complicado ha sido tomar la decisión y encontrar traductores disponibles. De hecho, esta es una de las razones de peso que ha retrasado el lanzamiento de la editorial.

Aspiramos a

De momento tengo un plan editorial hasta 2020, en esa fecha sabré realmente si la editorial tiene éxito o no. Por el carácter del proyecto hay que asumir que al menos los dos primeros años serán difíciles, pero espero que salga adelante, espero que greylock sea capaz de creare un público fiel que aguarde con ganas su próximo libro.