Un trabajador autónomo del sector de la construcción de Villanueva de la Jara (Cuenca) ha sido el primero de España al que se le ha concedido la prestación por cese de actividad.