Aboga por encarecer este año la luz en un 7% con el objetivo de reducir el déficit de tarifa. Alerta de que si no se toman medidas, los peajes de acceso, que suponen la mitad de la factura, deberían subir en 2012 un 17%.