La comisión de Desarrollo Rural, Industria, Empleo y Medio Ambiente del parlamento de Navarra aprobó ayer una resolución por la que se insta al Gobierno foral a exigir a las empresas que quieran ayudas financieras, el compromiso de someterse a autorización administrativa previa en el caso de una regulación de empleo.