Soy María y he abierto un restaurante mexicano en el casco antiguo de Tudela.

La idea de romper con la rutina es casi una obligación en estos días, asistir a un restaurante es una excusa perfecta para reunirte con amigos, familia o pareja. Esto me hizo pensar en un tipo de restaurante donde no sólo se disfruta de la comida sino también del ambiente. Es por ello que pensé en un restaurante mexicano ya que es un sitio ideal para ello.

La situación laboral que existe en estos momentos de manera generalizada y mis ganas de montar mi propio negocio fueron las razones por las que decidí emprender.

Las actividades que realizo son de restauración, concretamente es un restaurante mexicano donde ser sirve comida y bebida típica de dicho país. En el menú se ofrece nachos, fajitas, frijoles, burritos, tacos y quesadillas entre otros muchos platos. Además los jueves hay pincho pote y margarita gratis en la comida, los miércoles se puede disfrutar de coronita gratis tanto en comidas como en cenas y por último en días puntuales se podrá disfrutar cenas con la música de mariachis.

Me dirijo a un público objetivo amplio, a personas de todas las edades. La comida mexicana es conocida en todo el mundo por estar llena de sabores, colores y olores, además su gastronomía es muy variada y variopinta, no deja a nadie indiferente.

Consorcio EDER es conocido en Tudela por la gran ayuda y asesoramiento que presta a la pequeña y mediana empresa y cualquier persona que tiene un negocio lo conoce por todos los servicios que ofrece.

Me han informado de todos los temas que he requerido y además me han ayudado a tramitar las ayudas a las que podía acceder. Lo que más valoro es la disponibilidad, además decir que no sólo son profesionales sino que el trato personal es excelente y siempre están pendientes de las ayudas que te puedan corresponder y en todo lo que te puedan ayudar.

Lo más complicado

Lo más complicado ha sido poder encontrar los productos típicos para poder desarrollar una comida tradicional y ajustada a esos sabores, así como desarrollar una carta que pudiese gustar a todo el público.

Aspiramos a

Como cualquier persona que comienza un negocio, me gustaría consolidarme y ser un restaurante de referencia en esta localidad.