Somos 5 jóvenes de Marcilla, de 31 años de edad, y hemos puesto en marcha NAVARDRON dream&fly.

Al empezar a extenderse el uso de drones, nos dimos cuenta de que existen muchos campos en los que ya están introducidos profesionalmente, pero que se podía ir un paso más allá. Al tratarse de un uso de la tecnología aún en fase de desarrollo, existe un campo de mejora muy amplio. Además, el equipo que forma Navardron es multidisciplinar (telecomunicaciones, informática, audiovisual, etc.), lo que nos permite abordar los retos que se nos presentan con una mentalidad abierta y visiones complementarias.

Decidimos emprender porque creemos que para que una idea de negocio novedosa se desarrolle y coja fuerza en el medio plazo es necesario apostar hoy. Quizá no se dé exactamente con la clave de lo que pide el mercado inmediatamente, pero al menos, la compañía se posiciona con fuerza para ir introduciendo mejoras y novedades progresivamente. Esta mentalidad de mejora continua es la única manera de llegar lejos en un escenario tecnológico.

En Navardron, tenemos dos actividades fundamentales dentro del ámbito de la imagen aérea.

La primera de ellas es el uso técnico de los drones. En este campo destacan: la revisión de infraestructuras(molinos eólicos, tejados, zanjas, etc.), la ortofotografía (uso topográfico, de medición, de precisión, etc. de la fotografía), el control del medio natural (avenidas de ríos, corrimientos de tierra, incendios, etc.) y la oferta de cámaras aéreas específicas (multiespectrales, infrarrojos y térmicas).

La segunda, se centra en el uso de la imagen aérea para labores comunicativas y de promoción (videos publicitarios, turísticos, filmación de actividades deportivas, etc.). Además, en Navardron ofrecemos un servicio de asesoramiento, de diseño y de implantación de diversas acciones comunicativas, incluyan dron o no.

Aparte de todo esto, tenemos un área de trabajo orientada al I+D, en la que intentamos detectar necesidades que se puedan cubrir con el uso de drones y todavía no estén cubiertas. Se trata de idear aplicaciones novedosas que permitan el ahorro de recursos en múltiples áreas (agricultura, telecomunicaciones, etc.).

Nuestro público para el uso técnico de los drones son las medianas y grandes empresas a las que el uso de estas aeronaves, en vez de los medios que utilizan en la actualidad, les pueda suponer un ahorro de tiempo y dinero, además del menor riesgo que implican ciertas actividades. También ciertos organismos públicos han mostrado interés en poder llevar a cabo acciones con dron.

En cuanto al uso de la imagen como elemento comunicativo, nos centramos en empresas audiovisuales y de publicidad, aunque bien es cierto que las entidades locales, como Ayuntamientos o Mancomunidades, necesitan de este tipo de herramientas para la difusión de las actividades que ofrecen.

Para una empresa como la nuestra, que surge en la Ribera alta de Navarra, EDER es una entidad muy reconocida y con mucho prestigio. En nuestra zona, sus actuaciones de carácter medioambiental son realmente apreciadas. Siempre habíamos tenido buenas referencias, por parte de personas cercanas, sobre de su vocación de ayuda y de servicio. Ahora lo sabemos de primera mano. A la hora de formar la empresa y de dar nuestros primeros pasos, EDER ha sido muy importante para nosotros.Son momentos en los que se necesita a alguien que te asesore, te acompañe y te dé seguridad. La disponibilidad para cualquier consulta ha sido siempre absoluta. Estamos muy agradecidos.

Lo más complicado

En el momento actual, lo más complicado es la normativa sobre el uso de drones, ya que es bastante restrictiva en algunos aspectos. En cualquier caso, en Navardron apostamos por que todos nuestros vuelos, desde el más sencillo hasta el más complejo, sean seguros y tengan el menor impacto sobre el medio físico y natural. Por ello, contamos contodos los permisos necesarios para realizar nuestras operaciones aéreas conforme a la legalidad: Certificación de AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea), Manual de Operador de Drones, Título de Piloto y seguro de responsabilidad civil.

Aspiramos a

Trabajamos porque la actividad profesional con drones se desarrolle, se asiente y sea percibida como algo normal. La Ribera de Navarra siempre ha sido una tierra de vanguardia tecnológica en muchos ámbitos, esperamos que éste sea uno más en el que destaquemos. Nosotros vamos a poner nuestro granito de arena para que así sea. Sabemos que es un mundo complejo, pero ilusión y esfuerzo no nos van a faltar.