Macadamia nace de la ilusión de Yolanda y Soraya por tener nuestro propio negocio con el cual ganarnos la vida y poder darle forma a nuestras ideas e intentar cambiar la forma de compra en el sector ecológico. Es por eso por lo que intentamos que la mayor parte del producto posible se pueda comprar a granel. Que cada uno se lleve lo que necesite, que pruebe cosas nuevas sin la necesidad de dejar un montón de comida en el armario sin saber qué hacer con ella porque no le haya gustado o porque es tan grande el formato que se acaba caducando.

Creemos que el formato de familia ya no es el que era hace unos años. Ahora hay personas que viven solas, que tienen pocos hijos o que no los tienen. Por eso el formato es importante. ES importante poder comprar lo que vamos a consumir. También porque nos hemos acostumbrado a utilizar toneladas de plástico innecesario. En España se consume cada año 10.500 millones de bolsas de plástico, de esta manera lo estamos contaminando todo.

Hemos querido hacer algo diferente a lo que ya había en el sector ecológico de Pamplona.

En Macadamia se puede encontrar cereales, legumbres, semillas, frutos secos, mueslis de desayuno, frutas deshidratadas, galletas, todo a granel. Además de leches vegetales, mermeladas, aceites, pasta, infusiones, productos para celiacos y alérgenos, fruta y verdura fresca, vajilla para té. También hemos incluido una sección de herboristería. Para que tengas a mano todo lo necesario.

Lo más complicado

Lo más complicado del proyecto ha sido superar la barrera del miedo que produce la inversión de todo lo que tienes, y no hablo sólo de lo económico, sino de todo tú, tu tiempo, tu energía, tus ganas, por iniciar algo en lo que tu crees pero no sabes el resultado que tendrá. Te cambia la vida... Para nosotras el momento más difícil fue el día que abrimos la puerta por primera vez a los clientes. No sabes con lo que te vas a encontrar, si va a entrar gente o vas a estar sola.

El mayor logro

En un mes y medio que llevamos con la tienda abierta aún no podemos hacer balance de cuál es la respuesta de la gente. Lo que sí que vemos es que repiten, por eso creemos que ha gustado. Pero hay que dar más tiempo.

Aspiramos a

Emprender hoy en día no es fácil, todo el mundo lo sabe, pero es posible. Lo más importante es creer en uno mismo, ser valiente y no mirar atrás una vez que has iniciado el camino. Si crees en lo que haces todo se hace mucho más sencillo. Algo que nos dijeron al ver la tienda y sabiendo con el presupuesto que contábamos fue que con menos no se podía hacer más. Y estamos contentas por ello. Estamos contentas con Macadamia y queremos seguir creyendo en nostras mismas y en nuestro proyecto.