Catalina Palacios ha cogido el traspaso de la librería Arcoíris en Tudela y nos cuenta su experiencia.

La idea de negocio surge a raíz de que mi hija vio un anuncio en facebook en el cual se traspasaba el negocio, y como siempre me ha gustado el mundo de los libros nos animamos a visitarlo. Decido emprender ya que me hacía ilusión ser mi propia jefa, tener mi propio negocio y trabajar para mi. Además, en algo que me gusta como son los libros.

Las actividades que realizo están relacionadas con el mundo de la librería y papelería. Se realiza la venta de prensa diaria, revistas para todos los públicos, libros de lectura y escolares. Además estoy ampliando la oferta de material escolar y trayendo nuevos artículos para darle un lavado de imagen. También hay cromos, colecciones especiales y algún juego educativo. Como novedad, dentro de unas semanas empezaré a traer artículos de las casa Mr Wonderful y La Vecina Rubia.

El público objetivo al que me dirijo es muy amplio, a toda la población en general, ya que hay artículos tanto para niños como para adultos.

Desde Consorcio EDER me han ayudado en todo el proceso, ya que no sabía por dónde empezar. Además me han facilitado toda la información necesaria para emprender, información sobre ayudas a las que podía acceder y la tramitación de las mismas.  Lo que más valoro es la disponibilidad que han tenido en todo momento y la amabilidad.

 

Lo más complicado

Lo más complicado ha sido todo el tema burocrático, no sabía por dónde empezar ni a donde tenía que ir para iniciar la actividad económica, pero gracias a vuestra ayuda

Aspiramos a

En un futuro espero que el proyecto vaya cada vez a más y pueda vivir de él, además espero jubilarme en mi negocio y ampliar la plantilla, aunque sea para los fines de semana. Me gustaría labrarme un hueco en el mercado tudelano y poder ser un referente en el mundo de la librería y papelería, no sólo por los productos, sino por el trato personal que ofrecemos.