Pablo ha abierto una asesoría de extranjería y despacho de abogados en Tudela, y nos cuenta su experiencia emprendedora.

La idea de negocio surge ya que he viajado mucho y he tenido que lidiar muchas veces con el tema de los visados. Además, cuando volví a España me metí como voluntario en Cruz Roja Tudela, concretamente en el servicio de asesoría a extranjería. Fue una experiencia que me gustó mucho, además soy abogado especializado en derechos humanos. Por todo ello, decido emprender y montar mi propia asesoría de extranjería y despacho de abogados.

Las actividades que realizo son las siguientes:

    • Asesoría de extranjería (reagrupación, arraigo, nacionalidad, gestión de permisos, etc.).
    • Despacho de abogados: penal, civil y laboral.
    • Información sobre ayudas a las que pueden optar.

Me dirijo principalmente a extranjeros, pero también a personas y empresarios que quieran traer a extranjeros para trabajar.

Consorcio EDER lo he conocido a través de las redes sociales. Me han facilitado toda la información de los pasos necesarios para emprender y de las ayudas a las que podía acceder, además me han tramitado las mismas. Lo que más valoro es la profesionalidad de las técnicas del área de emprendimiento.

Lo más complicado

Lo más complicado ha sido superar el miedo a emprender, es decir, a dar el paso y poner en marcha mi propio negocio, con todo lo que puede conllevar.

Aspiramos a

Espero ampliar los servicios y contratar a más personal. Además, deseo desplazarme a otras localidades de la Ribera para dar servicio a personas con limitaciones para moverse a Tudela.