Laurianne Bonjour ha abierto una consulta de fisioterapia en Cascante, y nos cuenta su experiencia.

La idea de abrir una consulta de fisioterapia propia me vino mientras estaba estudiando la carrera en Tudela. Durante los 4 años de estudios, realizamos varios periodos de prácticas en distintos ámbitos (hospital, ambulatorios, mutuas, residencias de mayores, etc.) y me di cuenta que no me veía a gusto en ninguno de esos sitios por la forma que tenían de trabajar. Decidí entonces que sería mejor abrir mi propio centro en el que podría plasmar mi forma de ver la fisioterapia: atención temprana, tratamiento individualizado, alto nivel de interés por el paciente y que éste sea un sujeto activo y que se involucre en el proceso de recuperación. Además me gustaba la idea de poder llevar a cabo un proyecto profesional de principio a fin, haciéndome cargo de todas las tareas que conlleva.

Me dedico a pasar consulta de fisioterapia y a la rehabilitación de lesiones a través del ejercicio. Pero enseguida quiero empezar a organizar actividades en grupos muy reducidos como “espalda sana”, ejercicio durante el embarazo y post-parto, “yoga”, “pilates”, etc. También me gustaría colaborar con otros profesionales sanitarios como nutricionista, podólogo, logopeda, etc., ofreciéndoles un espacio en mi centro para poder dar nuevos servicios.

El público objetivo al que me dirijo es muy amplio y de edades muy variadas. Todo aquel que sufra alguna dolencia musculo-esquelética, o alguna lesión. También deportistas que necesitan tratamientos para prevenir lesiones u optimizar su rendimiento.

Un conocido me habló de Consorcio EDER cuando apenas empezaba a barajar la posibilidad de montar una consulta y fue el primer sitio al que acudí antes de hacerme autónomo. Consorcio EDER me fue de gran ayuda sobre todo para conocer todos los pasos a seguir de cara a darme de alta como autónomo y posteriormente los trámites a realizar para abrir un negocio. Además, están muy pendientes de cómo avanza nuestro proyecto y de informarnos de las ayudas económicas que podían ser de nuestro interés.

Lo más complicado

Personalmente, lo más difícil ha sido los contratiempos que surgieron durante la reforma del local. He tenido que pelear con comunidad de vecinos y ayuntamiento; he gastado mucho tiempo, mucha energía y mucho dinero en cosas absurdas.

Aspiramos a

Quiero crecer poco a poco, a corto-medio plazo, intuyo que necesitaré ampliar plantilla. A nivel personal, quiero seguir formándome, especializarme en fisioterapia deportiva e invertir en nuevas tecnologías (ecógrafo, ondas de choque, EPI, etc.) que me permitirán dar un paso más en la atención a mis pacientes. Espero ser un día un referente en fisioterapia deportiva en la Ribera.