Apostando por vivir y trabajar en la Montaña de Navarra

Javier Gómez, es un biólogo pamplonés que junto con su pareja, también bióloga, Nuria Gaxas, en formación de postgrado universitario en Baños forestales por la Universidad de Girona, ha puesto en marcha en Larraintzar un proyecto para el reencuentro personal al que han denominado «En el bosque».

Realizan visitas guiadas para mostrar el valor sanador de los Baños de bosque y facilitar con ello el reencuentro personal.

Acompañan a personas al bosque para facilitar y ayudar a generar espacios de consciencia a través de la conexión con el mismo, los árboles maestros y la energía del grupo. Se utilizan varias técnicas y dinámicas como por ejemplo: Ejercicios de conexión 2 hemisferios cerebrales, Apertura de los sentidos, earthing o grounding (conexión a tierra), aromaterapia, etc… Y desde ahí abrir oportunidades para reconectarse con ell@s mismas, recuperar su propósito vital y poder sanar.

En concreto ofrecen:

a) Baños forestales (ámbito rural)

-Personas individuales

-Familias

-Centros educativos

– Centros sanitarios

 b)Conexión con árboles en parques urbanos (ámbito urbano)

-Personas individuales

-Club jubilados

-Personal y trabajadores Hospitales y centros sanitarios

-Pacientes Hospitales

 c)Formación y coach sistémico

-Sector sanitario

-Emprendedores y empresas

-Guías naturaleza

-Escuelas

Los valores del proyecto son el amor, el respeto hacia las/os participantes y sus procesos personales y su ejemplo de vida como inspiración.

«Los bosques son sanadores» apunta Javier, “nos regalan el aliento de vida, suelos fértiles, madera , sus frutos, modos de relación, belleza…” Y procuran un espacio de reencuentro interior en el que cicatrizar heridas del pasado». “Entrar en el bosque nos genera un estado de calma y relajación que hace que nos sintamos en casa. Desde ese estado de quietud y conexión, las emociones bloqueadas pueden salir y desahogarse con más facilidad”.

Desde su experiencia, con resultados sanadores de vivencias que le hicieron replantearse su futuro, Javier da fe de los “múltiples beneficios sobre la salud física y emocional” que procura el bosque, “inspira paz y amor”. “Los japoneses -agrega- conocen estas cualidades. Desde la década de los 80, l@s médic@s recetan visitas guiadas a bosques terapeúticos para mejorar diferentes patologías, con excelentes resultados avalados por la comunidad científica”.

La novedad que introduce su propuesta con respecto a un paseo convencional, ya de por sí revitalizador, se caracteriza por las “técnicas y dinámicas de acercamiento y conexión con el bosque y a los árboles maestros” que propone. La guía pautada, con ejercicios físicos incluidos, pretende ayudar a abrir “la mente y llegar al reencuentro con un@ mism@».

El proyecto tiene un trasfondo espiritual y un pilar científico. “El bosque -dice Javier Urrutia – segrega unas partículas volátiles que interaccionan con nuestro sistema inmune”.

Su propio proceso vital desencadenó en él una doble interpelación sobrelos beneficios del bosque y la vida. Entre las respuestas halladas, dedujo que Navarra goza de un amplio pulmón verde que oxigena el carácter benévolo y acogedor de sus gentes.

Su cuenta de Instagram es: @enelbosque_conectando

Para su puesta en marcha han contado con el asesoramiento del Servicio de Apoyo al Emprendimiento que CEDERNA GARALUR presta como entidad socia de la Red Navarra Emprende cofinanciada por SNE-NL y con la colaboración de Fundación Caja Navarra y Obra Social La Caixa mediante el programa InnovaSocial.

Lo más complicado

Abrazar y amar profundamente el vacío y tristeza interior que acumula en su interior (su sombra) y que tuvo que sacar a la superficie para recuperar su alegría y propósito vital, propósito vital que hizo de motor para lanzar este proyecto.

El mayor logro

Conseguir generar una comunidad de personas involucradas con este proyecto que alimentan y apoyan las actividades que proponen.

Aspiramos a

Seguir aunando y acercando a más personas en torno a la toma de consciencia para ayudar y dar luz. Ir al bosque es una oportunidad para reencontrarnos con nosotr@s. Y con toda esa energía aspiran a abrir una casa de reposo para proponer más actividades cerca de la naturaleza.