La idea de negocio surge ya que siempre me ha apasionado la repostería, llevo años haciendo galletas para mi familia y amigos.

Decidí emprender ya que mi pareja me animó para que vendiera las galletas, además me apasiona el mundo ecológico. Por ello decidí abrir un obrador de galletas y repostería ecológico, y una parte de Eco tienda.

En el obrador hago galletas, bizcochos, magdalenas y  barritas ecológicas entre otros muchos productos. Todo ello lo vendo en la parte de tienda.

En la parte de Eco tienda se venden bebidas vegetales, legumbres, algas, superalimentos, alimentación infantil y cosmética ecológica entre otros muchos productos.

El público objetivo al que me dirijo es muy amplio, a toda la población en general.

Este proyecto ha solicitado financiación en la primera convocatoria de Ayudas para la implementación de la Estrategia de Desarrollo Local Participativo de la Ribera de Navarra.

Lo más complicado

Lo más complicado para mi ha sido todo el tema de papeleo y burocracia.

Aspiramos a

En un futuro espero que el proyecto vaya cada vez a más.