Belén Burgos ha abierto un centro de estética en Tudela y nos cuenta su experiencia.

La idea de negocio surge ya que llevaba trabajando en el sector de la estética 20 años y siempre he tenido la ilusión de montar mi propio centro de estética. Es por ello que veo que es el momento adecuado para emprender y montar mi propio centro.

Las actividades que realizo son las siguientes:

  • Tratamientos faciales con cosmética natural (desde una higiene hasta un tratamiento de ácido hialurónico anti-edad).
  • Tratamientos corporales: reductores, con aparatología LPG y tratamientos manuales.
  • Tratamientos de belleza: maquillaje (fiesta, día y noche, novia, express), tratamiento parafina pies, tinte y moldeado de pestañas.
  • Rituales del mundo (tratamientos de bienestar): masajes relajantes, exfoliación, etc.
  • Depilación: láser y cera.

Me dirijo a todo el público en general.

Desde el Consorcio EDER me han facilitado toda la información que he requerido sobre diferentes aspectos tales como ayudas o pasos a seguir para la puesta en marcha del negocio, también me han ayudado en la tramitación de las ayudas y la elaboración del plan de viabilidad.

 

Lo más complicado

Lo más complicado ha sido todo el tema de papeles, es decir, todo el tema burocrático.

Aspiramos a

Espero que vaya cada vez a más y que los clientes estén satisfechos con los tratamientos.