Diana ha cogido el traspaso de un bar en Tudela que llevaba más de 25 años funcionando y nos cuenta su experiencia.

La idea de negocio surge ya que llevaba más de 1 año en desempleo y mi marido se enteró de que traspasaban un bar que llevaba más de 25 años funcionando en Tudela. Por todo ello, decido emprender y coger el traspaso de dicho bar, además le hemos dado una vuelta y ofrecemos más servicios.

Como bar-restaurante las actividades que realizo son las siguientes:
Se sirven platos combinados, menú del día y del fin de semana, pinchos y juevincho (los jueves y viernes a partir de las 18:00hs).
Se sirven desayunos (tostadas, croissant, zumo y café) y almuerzos (platos con patatas fritas, huevos, baicon, chistorra, etc.).
Se ofrecen bebidas, refrescos, copas, cafés, infusiones, etc.

Me dirijo a todo el público en general.

La asesora me recomendó acudir a Consorcio EDER para que me ayudaran a montar mi propio negocio. Me han facilitado toda la información de los pasos necesarios para emprender y de las ayudas a las que podía acceder, además me han tramitado las mismas. Lo que más valoro es la profesionalidad y eficacia de las técnicas del área de emprendimiento.

Lo más complicado

Lo más complicado ha sido la adecuación del local antes de abrir, además he realizado una inversión alta.

Aspiramos a

Espero que vaya cada vez a más y poder dar más servicios.