Es un bar que se encuentra en Arellano, un pequeño y tranquilo pueblo situado en la falda de Montejurra, en la Merindad de Estella, cerca del recorrido del Camino de Santiago.

Aquí damos un servicio a los clientes del pueblo, alrededores y visitantes.  Además, hay siempre muy buen ambiente.

Empecé desde pequeñita en las barras de varios de mis familiares que tenían bar. Me gustaba meterme en la barra e intentaba ayudar siempre en todo lo que podía. Es una actividad que siempre me ha gustado, en gran parte porque he vivido con ellos, ya que por parte de mi padre muchos son hosteleros y han tenido bares.

Para su puesta en marcha ha  contado con el asesoramiento y acompañamiento que presta en las localidades de  Tierra Estella,  la Asociacion TEDER dentro del  Servicio de Apoyo al Emprendimiento  financiado por el SNE- NL y  como entidad socia de la Red Navarra Emprende.

 

Lo más complicado

Antes de crear el proyecto los nervios e inseguridades que me surgían al pensar en el cambio. Una vez que te pones a ello va mejor la cosa, pero es verdad que siempre está ahí la inseguridad de quÉ pasará.

El mayor logro

Hacer por fin realidad el proyecto y a través de él toda la gente increíble que se conoce día a día. Además de todo el apoyo que recibo por su parte de seguir luchando por este sueño.

Aspiramos a

Mejorar cada día en todo lo que se pueda y sobre todo seguir adelante con el bar y que poco a poco vayamos creciendo.