Bricopapel 2.0, es una nueva librería-papelería en Castejón, en la podremos encontrar periódicos, revistas, libros, material escolar, hacer fotocopias y muchas más cosas.

 

La idea de negociosurge ya que en la empresa que estaba trabajando, Trenasa, realizó varios ERES y en el último que hicieron me despidieron. No deseaba estar en el paro mucho tiempo, estuve moviéndome y encontré la venta de un  negocio de librería- papelería por jubilación de la propietaria. Me puse en contacto con ella ya que encontré la oferta atractiva, y es así como me dispongo a embarcarme en esta nueva aventura.

Las actividades que realizo son propias de una librería-papelería, tales como la venta de periódicos, revistas, libros, material escolar, juguetes, fotocopias, recargas de teléfonos móviles, venta y cambio de pilas de relojes, etc.

El público objetivo al que me dirijo es muy amplio, a toda clase de público en general, con especial atención a los estudiantes.

Conocí el Consorcio EDER, primero, a través de mi padre, que estuvo en su día en unas jornadas sobre el transporte en la Ribera y, posteriormente, a través de un antiguo compañero de mi anterior empresa que fue despedido en su día y montó un negocio de tatuajes. Me comentó la ayuda que había recibido en todos los trámites que tuvo que realizar.

Desde Consorcio EDER he recibido toda clase de ayuda que he precisado, he sido asesorado y aconsejado en todos los trámites de solicitudes, incluso algunas han sido confeccionadas por personas de Consorcio EDER. Se me ha indicado dónde y cómo efectuar las tramitaciones precisas, y sobre todo destacaría la disponibilidad de las personas que siempre han estado pendientes de cómo estaban mis trámites, teniéndolas pendientes todos los días que las precisaba y a los horarios que me convenían, con un trato exquisito y una gran amabilidad.

Lo más complicado

Lo más complicado para mi ha sido toda la clase de papeleos que conlleva el traspaso y la apertura del negocio con otra persona distinta a la antigua propietaria, solicitudes de apertura, petición de subvenciones, petición de capitalización del paro, avales, etc.

Aspiramos a

Lo que espero y deseo del proyecto en el que me he embarcado es que sea y siga siendo rentable y que dure por lo menos hasta mi posible jubilación y quién sabe si mis herederos lo podrán mantener activo.