Tengo una pequeña pensión desde hace muchos años pero, al estar ubicada en una comunidad de vecinos, en ocasiones entendemos que se pueden ocasionar molestias por la subida y bajada de clientes. Por ello, hemos localizado en la zona una bajera en alquiler y queríamos utilizarla como recepción de clientes, pero como nuestro negocio es muy pequeño queriamos compartir la recepción con algún otro establecimiento de la zona similar al nuestro. No queremos hacer sociedad, cada uno tiene su negocio y contabilidad, sólo queremos compartir espacio en una bajera. ¿Qué forma le tenemos que dar a este tema para poder tenerla legalmente? ¿Cómo se articula un alquiler de este tipo para que en cada negocio se puedan contabilizar los gastos que ocasiona la bajera: alquiler, teléfono, luz, etc. Además no sabemos con qué concepto hay que dar de alta la actividad.

En principio, no parece que exista ningún problema en utilizar un local como recepción de clientes de su pensión. Lo que debe tener en cuenta es que cualquier local abierto al público, requiere de una licencia de apertura para la actividad. Como recordará, las licencias de apertura son competencia del Departamento de Urbanismo del Ayuntamiento donde radique el negocio.

Nuestra recomendación es que llame, o vaya usted a Urbanismo del ayuntamiento y realice la consulta a uno de sus técnicos. Las normas sobre licencias de apertura son municipales, lo que significa que cada ayuntamiento puede tener una normativa diferente. Allí debe usted preguntar si le autorizan o no a compartir el local con algún otro negocio similar al suyo, y qué documentación/requisitos deben cumplir para que les den la licencia.

Por otro lado, en caso de que el departamento de Urbanismo le confirme que puede compartir el local con alguna otra empresa, habría que ver, como bien pregunta usted, cómo documentar esa operación con la otra empresa de manera que cada uno pueda deducirse la parte de gastos que le corresponde.
Una forma sería crear una sociedad civil de medios para imputar los gastos comunes del desarrollo de la actividad de recepción de la pensión que de forma individual va a realizar cada uno de los socios (alquiler, agua, luz?). De esta manera, cada uno de los socios puede después deducirse la parte de gastos comunes que le corresponde. En este caso, los contratos de arrendamiento, agua, luz, etc. deben ir a nombre de la sociedad de medios con su CIF. Cuando llega el momento, cada socio se deduce la parte que le corresponde (el porcentaje fijado en el contrato de sociedad de medios).

Otra posible opción para compartir el local y los gastos puede ser un subarriendo parcial del local. En el contrato de subarriendo, se puede fijar una renta fija y un porcentaje de los gastos comunes (teléfono, agua?). En ese caso, el subarrendador debería emitir una factura al mes por el importe de la renta y del porcentaje de los gastos que corresponda y el subarrendatario deducirse por tanto, su parte de gastos.

Cámara Navarra de Comercio e Industria

Suscríbete al sistema de notificaciones