Preguntas frecuentes

Venta de productos de alimentación o sanitarios por internet (jabones, aceites, turrones, tartas, pasteles, orujos, productos trufados, etc.)

Hay muchas personas con aficiones relacionadas con la belleza, la salud y la cocina que saben realizar productos que generalmente comparten con familiares y amigos. En la mayoría de ocasiones estas personas se plantean comercializar dichos productos a través de una web o bien en ferias y mercados.

No obstante, no muchas de esas personas se plantean la regulación a la que deben someter tanto sus productos como el proceso de elaboración de los mismos.

Los productos de alimentación y los de higiene o salud cuentan con una regulación específica que garantiza al consumidor que hay un control en base a la normativa vigente que abarca desde el origen de la materia prima del producto, hasta su fabricación, proceso productivo, producto final, envasado, etiquetado y distribución posterior.

Si tenemos pensado comercializar alguno de estos productos, debemos saber que existe un organismo llamado Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN).

Éste es un Organismo Autónomo adscrito al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que se creó entre otros objetivos con la misión de garantizar el más alto grado de seguridad alimentaria.

En dicho organismo, podremos encontrar la regulación aplicable a cada una de las distintas actividades alimentarias, así como su normativa de etiquetado.

Ejemplo:

INFO regulación aceites vegetales

INFO regulación etiquetado productos alimentarios

Cuando hablamos de productos no alimentarios, pero que no obstante pueden considerarse como sanitarios o causantes de daños a la salud (jabones o cremas, por ejemplo), debemos recurrir a la normativa nacional disponible en los Boletines Oficiales del Estado.

Ejemplo:
Real Decreto sobre la regulación de productos cosméticos

Una vez conozcamos la regulación aplicable y la factibilidad o no de comercializar nuestros productos, existen además otros organismos a los que consultar como el Departamento de Economía, Hacienda, Industria y Empleo de Navarra si finalmente queremos realizar una fabricación (artesana o industrial) de nuestros productos.

Departamento de Economía, Hacienda, Industria y Empleo.
Parque Tomás Caballero nº 1; Edificio Fuerte del Príncipe II
Pamplona (Navarra)
848 42 76 45

CEIN

¿Puedo contratar a un familiar o a mi pareja?

Emprender un negocio con un familiar, como con cualquier otra persona, puede hacerse de dos formas:

  • Como socios (en el que la empresa pertenece a todos), con todos los derechos y obligaciones que ello conlleva.
  • O bien como colaborador (en el que la empresa es mía o de los socios), pero mi familiar trabaja en la empresa como “asalariado”. Este último caso es muy habitual en negocios familiares que pertenecen a los padres y en los que los hijos ayudan/trabajan/colaboran.

En primer lugar especificaremos que con familiar (en el que también entra el cónyuge) se refiere a personas con parentesco de hasta segundo grado que además CONVIVEN con el titular del negocio. La mera convivencia con una pareja, no implica vínculo familiar si no hay documento legal que lo constate.

Si estas personas trabajan o colaboran de forma habitual (no puntual) con el familiar propietario del negocio, deberán estar dadas de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos como Familiar Colaborador.

Existe además una excepción cuando se trata de hijos menores de 30 años, según la cual, estas personas podrán elegir cotizar por el Régimen General o como Familiar Colaborador con independencia de que exista convivencia o no.

¿Cómo tributa un familiar colaborador?

Si el familiar sólo hace labores de sustitución del empresario sin una jornada definida la cotización es obligatoria pero no así su alta en Hacienda, por lo que no tendrá que declarar sus ingresos de la misma manera que el propietario del negocio no los declarará como gastos deducibles.

Si el familiar está integrado en la organización del trabajo con una jornada, unas tareas y unas responsabilidades específicas estaremos en el caso de una relación laboral como cualquier otra por lo que, independientemente de su cotización en el RETA, el familiar cobrará un salario y tendrá su nómina como cualquier otro trabajador.

En este último caso el familiar colaborador declarará sus ingresos como rendimientos del trabajo de la misma manera que lo hace cualquier trabajador por cuenta ajena y para su empleador se considerarán gastos deducibles.

Es decir, una de las ventajas que tiene el familiar colaborador frente a otros autónomos es que no tiene la obligación de hacer declaraciones trimestrales de IVA o IRPF sino que únicamente hará su declaración de renta anual como cualquier otro contribuyente.
La aprobación de la Reforma Laboral ha introducido cambios en la cotización a la Seguridad Social del familiar colaborador intentando beneficiar su situación, según la cual, el familiar colaborador tendrá una bonificación del 50% en su cuota de autónomos durante los primeros 18 meses y se aplicará exclusivamente sobre la cuota que corresponde a la base mínima del RETA.

Nota informativa: Un familiar colaborador no puede capitalizar su paro.

CEIN

¿Se pueden combinar dos actividades distintas como autónomo?

Algunas de las preguntas más habituales relacionadas con la posibilidad de combinar actividades como autónomos son:

• ¿Puedo en el mismo local ejercer dos actividades distintas (por ejemplo asesoramiento en nutrición y gimnasio)?
• ¿Puedo sin tener ningún local, ejercer a la vez dos actividades distintas como autónomo (por ejemplo reparar ordenadores y ser comercial en una empresa de telefonía)?
• ¿Puedo darme de alta como esteticien y trabajar en 5 centros distintos?

La respuesta a todas las preguntas es sí, siempre y cuando cumpla con la regulación oportuna.

Ejercer dos actividades distintas en el mismo local se puede realizar siempre y cuando contemos con la información y autorización oportuna del Área de Urbanismo del Ayuntamiento donde se vaya a ubicar mi actividad. Serán ellos quienes informen de qué normativa debe cumplir, e igualmente quienes posteriormente validen que efectivamente se cumple. Ello implicará también notificar al Ayuntamiento que el local alberga varias actividades distintas y muy probablemente implique dos altas distintas en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE).

En el caso de realizar actividades distintas como autónomo (pregunta dos), igualmente deberé también notificar al Ayuntamiento que yo como emprendedor realizo dos actividades por cuenta propia distintas y seguramente implique también dos altas distintas en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE).
Además, deberé notificar a la Seguridad Social esta situación. Aunque ello no va a implicar que paguemos dos veces, sí permitirá que si te tienes algún accidente en alguno de los dos trabajos, puedas luego recibir prestación (si estás cotizando para recibirla).

En el tercer caso en el que la actividad es la misma, pero los centros son distintos, lo que debe hacer nuestro contratador (con quien pactamos que voy a prestar servicio) es asegurarse de que se cumple el caso uno (dos actividades en el mismo local).

CEIN

¿Cómo funciona el paro para el autónomo? ¿Se puede recuperar el paro que tenía por cuenta ajena?

Tenemos un total de 24 meses para estar en el paro o tener derecho a cobrarlo (esta especificación es importante), ponerme por cuenta propia, que me vaya mal, y poder cerrar la empresa y volver a cobrar el paro que no haya gastado a través de la capitalización (bien en efectivo o bien vía cuotas). Es decir, siempre y cuando yo tenga derecho a percibir el paro, podré ponerme por mi cuenta y tendré 24 meses para cerrar el negocio y volver a disfrutar del paro que me quede.

Si cierro el negocio a partir del mes 25, ya no podré acceder a ese paro y tendré que volver a trabajar por cuenta ajena para generar de nuevo derecho a paro.

No obstante y para tratar de resolver esta situación, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el 6 de agosto de 2010 la Ley de Prestación por cese de actividad para los autónomos, en función de la cual, con ella los autónomos podrán percibir hasta doce meses de prestación por desempleo.

En general, la Seguridad Social (al igual que la gran mayoría de las mutuas y compañías de seguros) funciona de la siguiente forma: cuanto más pagas, más protegido o cubierto estás, o bien estás protegido ante más cosas.

El paro para los autónomos es por tanto una cobertura adicional que implica igualmente un pago adicional. En términos cuantitativos, el autónomo tendrá que cotizar un 1,7% más de la base por la que cotiza actualmente (lo aprobado es el 2,2%, pero hay un 0,5% bonificado) para tener derecho a la prestación por cese de actividad (el paro para los autónomos). Teniendo en cuenta que la base media por la que cotiza un autónomo es de 860 euros, se cotizaría una media de 14 euros más al mes, es decir, unos 175 euros más al año.

Esta prestación adicional se solicita en la Mutua que han elegido de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social.

Para poder solicitar la prestación se deben haber estado cotizando ininterrumpidamente los últimos 12 meses y para el cálculo de la cuantía, se tiene en cuenta lo que el autónomo ha cotizado los últimos 48 meses.

La prestación que se recibe es del 70% de la base media de cotización de los últimos 12 meses.

Este es el resumen del tiempo de paro al que tiene derecho un autónomo en función del número de meses que ha cotizado:

Tabla cotización

Los requisitos para poder optar a la prestación son los siguientes:

• Estar afiliados en situación de alta y cubierta las contingencias profesionales
• Tener cubierto un periodo de cotización por cese de actividad de al menos 12 meses desde la entrada en vigor de la ley.
• Encontrarse en situación legal de cese de actividad. Esto es:
 Para demostrar la situación de insolvencia, será suficiente con unas pérdidas anuales del 30% sobre la facturación o superiores al 20 % en dos años consecutivos y completos.
 Por fuerza Mayor determinante del cese temporal o definitivo de la actividad
 Por pérdida de la licencia administrativa
 La violencia de género determinante del cese temporal o definitivo de la actividad de la trabajadora autónoma
 Por divorcio o acuerdo de separación matrimonial, en los supuestos en los que el autónomo separado ejerciera funciones de ayuda familiar.
• No haber cumplido la edad ordinaria para causar derecho a la pensión contributiva de jubilación, salvo que el trabajador autónomo no tuviera acreditado el periodo de cotización requerido para ello.
• Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la seguridad social.

Nota: Añadimos a esta información que sólo un total del 21% de los autónomos están cotizando por esta prestación. Además, el 65% de las solicitudes de paro presentadas entre Enero y Septiembre del 2013 han sido denegadas por no cumplir con los requisitos de solicitud. Fuente: www.eleconomista.com

En el supuesto de los trabajadores autónomos económicamente dependientes (TRADES), podrán acreditar la situación legal de cese de actividad en los siguientes supuestos:

• La terminación de la duración convenida en el contrato o conclusión de la obra o servicio.
• El incumplimiento contractual grave del cliente, mediante comunicación por escrito del mismo.
• La causa justificada del cliente, a través de comunicación escrita en el plazo de diez días desde el hecho causante.
• La causa injustificada, en la que se deberá hacerse constar la indemnización abonada y la fecha a partir de la cual tuvo lugar el cese de la actividad.
• La muerte, la incapacidad o la jubilación del cliente.

CEIN

¿Se puede trabajar por cuenta ajena y a la vez poner en marcha un negocio propio?

La respuesta a esta pregunta es “Sí, por supuesto” y la repuesta a la siguiente pregunta que nos viene a la cabeza… ¿y estoy cotizando dos veces? Es también sí por supuesto. De igual forma, si se cumplen los requisitos de acceso a las prestaciones, también se tendrá derecho a dos prestaciones (por ejemplo 2 pensiones).

Lo que se hace en caso de cotizar “más de lo necesario” es solicitar la devolución de cuotas. Es decir, aquellos trabajadores autónomos que en ambos regímenes hayan cotizado 10.752 o más, podrán solicitar la devolución del 50% del exceso de pagos (con un tope del 50% de las cuotas ingresadas).

La pluriactividad es además una opción que se ha visto “incentivada” con la última reforma fiscal de apoyo al fomento del emprendimiento, según la cual, las personas que opten por trabajar a la vez por cuenta propia y por cuenta ajena por primera vez tendrán una bonificación en la cuota de autónomos del 50% durante los primeros 18 meses y del 75% durante los siguientes 18 meses.

Estas bonificaciones se aplicarán siempre y cuando se cumpla que:

  • Sea la primera vez que se dan de alta en autónomos y que lo combinen con una jornada laboral por cuenta ajena.
  • Que la jornada laboral por cuenta ajena sea superior al 50% de una jornada completa.
  • Que coticen en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos con contingencias comunes (es decir, una opción un poco más cara que cubre baja por enfermedad común y accidente no profesional).

Estas medidas son incompatibles con otras bonificaciones o reducciones como las del Joven Emprendedor o el resto de medidas de fomento al autoempleo.
En el caso de que no se cumpliesen los requisitos, se cotizaría igualmente como Familiar Colarbodor, pero sin tener derecho a las bonificaciones en la cuota.

CEIN

¿Cuándo tengo que darme de alta en autónomos?

La respuesta a esta pregunta se recoge en el Decreto 2530/1970, de 20 de agosto que hace referencia al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. En él, se explica qué personas tienen la obligación de cotizar dicho régimen (artículo 2):

“1. A los efectos de éste régimen especial, se entenderá como trabajador por cuenta propia o autónomo aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción por ella a contrato de trabajo y aunque utilice el servicio remunerado de otras personas.
Nota: para poder trabajar por cuenta propia debe superarse la edad de 18 años, aún en el caso de que sean menores emancipados.
2. La habitualidad para los trabajadores que se ocupen en trabajos de temporada quedará referida: la duración normal de ésta.
3. Se presumirá, salvo prueba en contrario, que en el interesado concurre la condición de trabajador por cuenta propia o autónomo, a efectos de este Régimen Especial, si el mismo ostenta la titularidad de un establecimiento abierto al público como propietario, arrendatario, usufructuario u otro concepto análogo.”

La Tesorería General de la Seguridad Social es a efectos prácticos quien regula y supervisa las altas, bajas y permanencias en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

No obstante, dicho texto sigue generando muchas dudas: cuando no tengo un local abierto al público (trabajo desde casa, tengo un negocio on line, o presto servicio en casa del cliente, por ejemplo), ¿qué se entiende por actividad habitual? ¿Es cierto que puedo empezar a trabajar sin darme de alta?
La respuesta de la Tesorería General de la Seguridad Social a estas preguntas (aunque no se recoge por escrito en ningún texto legal), es la siguiente:

“Cuando el tiempo de dedicación (habitualidad) y la remuneración obtenida es pequeña, cuando no exista un local comercial y, además de otras peculiaridades, la actividad no es perdurable en el tiempo, podrá dar lugar a considerar una actividad como marginal, y por tanto excluida del campo de aplicación del RETA.”

La cifra que consideran como “remuneración pequeña” o “marginal”, se refiere a la del Salario Mínimo Interprofesional, que para este año 2014 se sitúa en 9.034,20 euros anuales (645,30€ mensuales). En cualquier caso, no se especifica si lo que se va a supervisar se refiere a facturación total del año, o a una cifra mensual. Igualmente tampoco se especifica si se refiere a beneficio del negocio (ingresos menos gastos) o a facturación total (lo que cobro del cliente), aunque entendemos que es esta última.

Si se diera este caso, la forma en la que una persona emprendedora puede legalizar su situación es dándose de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) del Ayuntamiento al que corresponda su domicilio (o su lugar habitual de trabajo) y además haga sus correspondientes declaraciones de ingresos (IRPF) e IVA aunque todavía no se haya dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores autónomos.

Nota: los ingenieros y otros gremios que pueden colegiarse, tienen también la opción de realizar una actividad profesional dándose de alta en su Asociación Mutualista. Ello implica que no es necesario darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomo puesto que ya están cotizando en este régimen. Ésta es una opción frecuentemente utilizada por profesionales que trabajan además por cuenta ajena. Podrás encontrar más información sobre las diferencias entre estos regímenes en el propio colegio de profesionales.

Más información sobre altas, bajas, derechos y obligaciones en el Régimen Especial de Trabajadores autónomos: Tesorería General de la Seguridad Social
901 50 20 50
www.seg-social.es

CEIN

Diferencia entre una actividad Profesional y una Actividad Empresarial

A menudo surgen dudas con respecto a este tema: tengo un amigo que en sus facturas se retiene el 15%, ¿eso lo tengo que hacer yo?
Intentaremos dar respuesta a estas consultas con este documento.

Uno de los trámites imprescindibles a la hora de constituir una nueva actividad o negocio es el alta en el IAE (Impuesto de Actividades Económicas). Es decir, notificar al Ayuntamiento de la localidad donde se iniciará la actividad, la puesta en marcha de un nuevo negocio.

Todas las actividades pueden inscribirse dentro de 2 grupos distintos de epígrafes dentro del IAE (Impuesto de Actividades Económicas del Ayuntamiento que corresponda). Estos dos grupos son los siguientes:

• Epígrafe 1. XXXXX – Como actividad empresarial

• Epígrafe 2. XXXXX – Como actividad profesional

En muchos otros casos, únicamente es posible inscribirse dentro de un único grupo de actividades a la hora de darse de alta en el IAE. No obstante, existen determinadas actividades que pueden elegir en qué grupo desean inscribirse.

La diferencia entre una actividad empresarial y una actividad profesional reside en el tipo de factor que predomina. Es decir, en las actividades empresariales predomina el factor capital mientras que en las profesionales el factor trabajo.

Desempeñar una actividad profesional, implica tener la posesión de un título académico o reconocimiento colegiado en la actividad que se desempeñe.

En el caso de las actividades formativas, se requiere además del reconocimiento a nivel estatal de la materia que se imparte, de tal forma que ese contenido esté reconocido dentro del currículo académico del Departamento de Educación (es decir, dentro de los Planes de Estudio)

Implica además la adopción de una forma jurídica en la que se desempeña la actividad en nombre propio, es decir, como Empresario Individual.

En el caso de constituir una empresa civil con varios socios que desean ejercer la actividad como profesionales, cada uno de ellos deberá tributar independientemente, por lo que será necesaria el alta en 2 Epígrafes de IAE.

Algunos ejemplos de actividades profesionales son: agentes comerciales, abogados, profesionales de la enseñanza, pintores, artesanos, entrenadores de futbol, veterinarios o arquitectos entre otros.

Se explican a continuación las características relacionadas con la tributación en Renta de este tipo de actividades.

TRIBUTACIÓN EN RENTA DE LA ACTIVIDAD PROFESIONAL

Las rentas que genera la actividad profesional están sujetas a una retención del 15% sobre el total de ingresos brutos, esto es, sobre el importe de la factura IVA NO incluido. A esta retención se le llama retención de la actividad profesional, o retención de IRPF, puesto que es una recaudación de impuestos sobre la renta.

De este modo, se debe desglosar en la factura la base imponible, sumar la cuota del IVA y restar el 15% de la retención de IRPF como se muestra en el siguiente ejemplo:

 

Factura

Horas de consultoría: 100

IVA (21%): 21

Retenciones Profesionales (15%): 15

Total a cobrar 106
(100 + 21 – 15)

 

Debemos tener en cuenta que la retención se aplicará únicamente en el caso de facturas a otras empresas, sociedades o asociaciones, y serán estas otras empresas quienes ingresen en nuestro nombre la retención que nos hemos practicado.

Ejemplo: soy el ponente de un curso de inglés para una asociación de amas de casa. Puesto que yo facturo a la asociación y no a las personas particulares, deberé incluir el 15% de retención.

Si las facturas se emiten a particulares, no se deberá realizar tal retención.
Si las facturas se emiten a empresas con Domicilio Fiscal en Navarra la retención es del 15%.
Si las facturas se emiten a empresas con Domicilio Fiscal fuera de navarra habrá que consultar en su comunidad.

Ejemplo: soy una artesana que realiza obras y las vende al público en general.

A la hora de presentar las declaraciones trimestrales, se deberá descontar las retenciones que ya se han ido practicando en las correspondientes facturas.

Es decir, presentaré todos los ingresos que ha generado mi trabajo, pero descontaré los pagos que mi Cliente Empresa ya han hecho en mi nombre (es decir, las retenciones que ya me he practicado).

Por el contrario, si ejerciésemos una actividad Empresarial (no profesional) y recibimos una factura de un proveedor que ejerce su actividad como profesional, tenemos la obligación de ingresar el importe de la retención a la Agencia Tributaria.

Nota:Hay además una excepción por la que un profesional puede practicar una retención de sólo el 7%, recogida en el artículo 95.1 del RD 439/2007 (que afecta a los sujetos que tributan en la agencia tributaria) que establece dicho tipo especial reducido para quienes inicien su actividad como autónomos.

Aplicando dicho caso “el tipo de retención será del 7% en el período impositivo de inicio de actividades y en los dos siguientes, siempre y cuando no hubieran ejercido actividad profesional alguna en el año anterior a la fecha de inicio de las actividades“. Este porcentaje se aplica a los que estén encuadrados como profesionales, así como a los rendimientos satisfechos a recaudadores municipales, mediadores de seguros que utilicen los servicios de auxiliares externos y delegados comerciales de Loterías y Apuestas del Estado.

Más información: Agencia Tributaria de Navarra
Calle Esquíroz 16, Pamplona
948 50 51 52

CEIN

Ya soy autónomo. ¿Tengo derecho a mi antiguo paro?

He estado como autonomo1 año y 10 meses. Anteriormente he trabajado para el Régimen General de la Seguridad Social. Mi pregunta es la siguiente: Como no hace 2 años que llevo de autónomo, no perdería mi derecho anterior del Régimen General pero cuanto tiempo debo darme de alta en una empresa? Q pasaría si estuviera de alta menos de 3 meses Perdería mi prestación del Régimen General o se me acumularía a lo que tengo?

Por lo que comentas, has estado menos de 2 años de alta en el régimen de autónomos. Anteriormente, estuviste de alta en el régimen general y tienes por tanto unas cotizaciones por desempleo acumuladas de ese periodo. Tendríamos que distinguir varios supuestos:

1. Si cuando te diste de alta en autónomos, tenías reconocida la prestación por desempleo (es decir, estabas cobrando el paro), al darte de alta en autónomos, esa prestación se suspendió. Si te das de baja en autónomos antes de los 2 años, tienes la opción de solicitar la reanudación de la prestación por desempleo anteriormente reconocida, por el tiempo que reste hasta que se agote.

2. Si por el contrario, te diste de alta en autónomos sin tener reconocido el derecho a la prestación por desempleo (es decir, no solicitaste el paro), entonces el darte de baja en autónomos no te da derecho a solicitarla ya que el régimen de autónomos no contempla la contingencia por desempleo. En este segundo caso, para poder tener derecho a la prestación, debes realizar un trabajo por cuenta ajena y que ese trabajo finalice por algunas de las causas que dan derecho a la prestación. El tiempo de duración mínimo de ese contrato no está recogido en ninguna norma. Lo que no puede ser en cualquier caso, es que el contrato sea un medio para conseguir la prestación a la cual no tendrías derecho, ya que eso sería un fraude de ley.

Puedes obtener más información en el teléfono de atención al ciudadano del Servicio Público de Empleo Estatal 901 11 99 99, o en tu oficina de empleo.

Cámara Navarra de Comercio e Industria

Empleada pública y autónoma

Soy empleada pública en un hospital y deseo también darme de alta como autónoma. Soy enfermera y quiero montar una tienda online de electrónica.
1. ¿Puedo contratar a alguien para que trabaje para mí y así no tener conflictos con el hospital para el que trabajo?, ¿o esto es totalmente lícito y no necesito contratar a alguien?
2. En caso de baja médica o prestación por maternidad… sólo deseo cobrar la que me pertenece por empleada pública pero, ¿es lícito seguir de autónoma estando de baja en como empleada pública? ¿Si fuera ilícito bastaría con tener a una persona contratada haciendo mi trabajo?

1. Salvo que tuviera firmado una cláusula de exclusividad, puede realizar otra actividad profesional, empresarial o laboral, por su cuenta, sin que sea necesaria la contratación de otra persona. También puede realizar su actividad comercial y contratar trabajadores. Y continuar con su trabajo por cuenta ajena.

2. Toda persona trabajadora mayor de 18 años que, de forma habitual, personal y directa, realiza una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción a contrato de trabajo debe estar de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social (RETA). Ahora bien a la hora de contratar las prestaciones con la Seguridad Social un trabajador autónomo que también esté dado de alta en el Régimen General de la Seguridad Social tiene la posibilidad de contratar el alta en el RETA sin cubrir la cobertura por incapacidad laboral pagando un tipo del 26,6% sobre la base de cotización elegida o poder contratar la prestación por incapacidad laboral pagando en tal caso el 29,9%. En el primer caso no tendría derecho a percibir del RETA cantidad alguna en caso de Incapacidad Temporal, en el segundo sí lo tendría. Si desea conocer las prestaciones que recibiría en este último caso puede consultarlas en el siguiente enlace: Tramitación de prestaciones baja laboral, guía de trámites para autónomos de portalautonomos.com. Ahora bien en caso de encontrarse en situación de baja médica expedida por su médico de la Seguridad Social nunca podría continuar con el ejercicio de su actividad por cuenta propia debiendo contratar a una persona para que continúe con su actividad, mientras dure su situación de incapacidad temporal o proceder al cierre temporal de su negocio.

De todas formas debe conocer que, al tratarse en su caso de una pluriactividad (se entiende por pluriactividad la situación del trabajador por cuenta propia y/o ajena cuyas actividades den lugar a su alta obligatoria en dos o más Regímenes distintos del Sistema de la Seguridad Social) podría solicitar de la Tesorería de la Seguridad Social la devolución del 50% de la cuotas de autónomos pagadas siempre que la suma de las cuotas ingresadas por contingencias comunes (de empresa y trabajador) junto con las cuotas ingresadas por autónomos sean superiores a 10.969,42 euros.(cantidad fijada para 2011) Pero siempre que presente una solicitud de devolución de cuotas a la Tesorería de la Seguridad Social en los cuatro primeros meses del año, (para las cuotas del ejercicio de 2011 hasta el 30 de abril de 2012). Las cuotas de ejercicios anteriores no pueden reclamarse una vez terminado el plazo de solicitud. Si continúa con dudas sobre esta materia o desea obtener una mayor información puede ponerse en contacto con su oficina de la Tesorería General de la Seguridad Social, bien en la web, www.seg-social.es, o en el teléfono 901 50 20 50 dónde le pueden asesorar personalmente.

Cámara Navarra de Comercio e Industria

¿Los ingresos por publicidad de un blog se consideran actividad empresarial?

Cuando tienes un blog puedes monetizarlo mediante la inserción de anuncios.
Existen 2 tipologías: anuncios tipo google adwords (una agencia de publicidad inserta en tu blog publicidad elegida por ella, tu simplemente instalas una aplicación que te cede. La agencia te paga periódicamente cuando se cumplen unas determinadas condiciones. Los ingresos por esta actividad son normalmente inferiores a 300 euros al mes) y afiliación a la venta de productos (se inserta publicidad ofrecida por un anunciante elegido por ti mismo. El anunciante te paga una comisión si se cierra la venta -no por el hecho de publicar el anuncio-). ¿Constituyen estas 2 acciones una actividad empresarial? En tal caso, ¿en qué epígrafes IAE y CNAE se encuadrarían?

La legislación de la Seguridad Social establece como norma que está obligado a darse de alta en autónomos si realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, y recibir ingresos por inserción de publicidad se considera habitual aunque facture poco más de 300 ? mensuales.
Existen casos en donde los jueces han dado la razón a personas que demostraron no superar ingresos superiores al SMI (Salario mínimo interprofesional), pero tras haber sido sancionados. Es por ello, que si usted quiere estar seguro de su caso concreto, le recomendamos formule una consulta a la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social, con el objetivo de que le indiquen si es preceptivo o no su encuadramiento en el RETA.

Si le aconsejan encuadrarse dentro del Régimen de Autónomos, debería de darse de ir al Ayuntamiento donde tenga ubicado su domicilio social para darse de alta en el IAE. Si el concepto de facturación va a ser por publicidad, debería darse de alta en el Epígrafe 844. Servicios de publicidad, relaciones públicas y similares.

Oficina de Tramitación de Actividades Económicas