Según se desprende del Informe GEM España 2017-18 la Tasa de Actividad Emprendedora (TEA) española -que mide las iniciativas con menos de 3,5 años de vida en el mercado-,ha aumentado un punto con respecto al año anterior (del 5,2% al 6,2%).

La tasa de negocios consolidados (con más de 3,5 años en el mercado) también ha crecido, situando a España (7%) en la media de Europa y por encima del total de las economías impulsadas por la innovación. A su vez, presenta un porcentaje menor de abandonos empresariales que la media de los países de su mismo nivel de desarrollo (1,9% frente al 2,9%).

Elaborado por el Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE), la Asociación RED GEM España, la Fundación Rafael del Pino, Banco Santander, a través de Santander Universidades, y ENISA, el estudio en esta edición incorpora un monográfico sobre Empresas Basadas en el Conocimiento y otro sobre Nivel tecnológico de las iniciativas emprendedoras.

Accede al estudio en este enlace.