Únicamente el 4,8% de los autónomos que se perdieron en 2011 fueron mujeres, frente al 95,2% de varones. Según EUROSTAT, el peso de las mujeres autónomas en España (32,6%) es mayor que la media de la UE-27. Uno de cada tres autónomos (34,2%) de nuestro país es mujer.

8 de marzo, Día de la Mujer

Radiografia mercado laboral

El porcentaje de población activa en España es del 60,4%. Del total de activos en nuestro país, según recoge la EPA del cuarto trimestre de 2011, el 75,7% están ocupados. Por su parte, el 24,3% de esta población activa de nuestro país está en situación de desempleo.

Centrándonos solamente en la población activa, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos- ATA, ha realizado un estudio de los datos, desagregándolos por género. De ellos, se desprende que la tasa de actividad en las mujeres es catorce puntos inferior a la de los hombres (52,93% en mujeres frente al 67,3% de los varones).

La tasa de paro superó en 2011, en ambos colectivos, el 20%, siendo en el caso de las mujeres (23,32%) un porcentaje ligeramente superior a la tasa de paro masculina, que alcanza el 22,46%.

Por su parte, la tasa de empleo masculina en España es del 52,18%, porcentaje que supera en 11 puntos a la femenina (40,58%). Es decir, del análisis realizado por ATA se desprende que de cada 100 mujeres españolas en edad de trabajar, solamente 41 lo hacen, número que aumenta hasta 52 en el caso de varones.

En cuanto a los sectores de actividad, los servicios son el sector mayoritario en ambos sexos, aunque en el caso de las mujeres alcanza el 88,6% del total. En el resto de sectores, el porcentaje de varones supera al de mujeres, siendo el caso más notable el de la construcción, que concentra al 12 % de los varones en activo, frente a tan solo el 1,2% de mujeres.

“Esta rápida radiografía del mercado laboral en España – afirma Ana Cabrero, responsable del Área de la mujer de ATA – pone de manifiesto como la mujer aún tiene muy complicado el acceso al mercado de trabajo, con tasas de actividad y empleo aún muy por debajo de las masculinas”.

Mujer y trabajo autónomo

Desde el inicio de la crisis, sólo dos de cada diez empleos autónomos destruidos ha sido de una mujer

La evolución del colectivo de trabajadores autónomos en España ha sido muy desigual en el caso de hombres y mujeres.

La crisis económica está golpeando con dureza al colectivo de autónomos en España, afirmación que se demuestra con el hecho de que desde mayo de 2008, España ha perdido 341.509 autónomos.

El número de trabajadores autónomos en España ha pasado de los 3.409.008 registrados en el RETA en mayo de 2008 a los 3.067.499 en diciembre de 2011, lo que se traduce en un descenso del -10%, es decir, 341.509 trabajadores por cuenta propia menos.
Todas las comunidades autónomas, a excepción de las ciudades autónomas de Ceuta (+3,2%) y Melilla (+6,9%), vieron descender bruscamente el número de trabajadores autónomos desde el inicio de la actual crisis económica, siendo Baleares la que lideró dicha pérdida, con un descenso de autónomos del 15,7%. Con descensos por encima de la media nacional (-10%) se situaron también: Murcia (-14,6%), Comunidad Valenciana (-13,7%), Castilla la Mancha (-11,5%), Cataluña (-11,1%), Aragón (-11%) y La Rioja (-10,4%). Los mejores resultados, aunque también con registros negativos, en cuanto a la pérdida de empresarios los registraron: Extremadura (-5,1%), País Vasco (-7%), Asturias (-7,9%), Castilla y León (-8%), Galicia (-8,4%), Canarias (-8,5%), Andalucía (-8,7 %), la Comunidad de Madrid (-9%), Cantabria (-9,1%) y Navarra (-9,3%).

Si se desagregan los datos por género, cabe destacar que el ritmo de pérdida de empleo autónomo masculino desde el inicio de la crisis ha sido más del doble que el experimentado por mujeres: desde mayo de 2008 el número de autónomos varones ha registrado un descenso del -12,4%; en el caso de las mujeres autónomas, el descenso ha sido del -5,2%.

A pesar de que las mujeres autónomas no han sido ajenas a la actual situación de crisis económica, cabe destacar que, de los 341.509 autónomos que se han perdido desde mayo de 2008, 284.382 han sido varones frente a tan solo 57.127 mujeres, lo que representa que más de ocho de cada diez (el 83,3%) autónomos que han perdido España desde el inicio de la crisis han sido varones. Las mujeres, por el contrario, suponen sólo el 17% de las bajas, es decir, dos de cada diez.

Si se analizan los datos del trabajo autónomo desde el inicio de la crisis, por comunidades autónomas y género, se comprueba que todas ellas registraron descensos, tanto en el número de varones como en el de mujeres, siendo, en el caso del empleo autónomo masculino, pérdidas mucho más acusadas.

2011: el 95,2% de los autónomos que dejaron de cotizar en el reta fueron varones

Durante 2011, la pérdida del empleo autónomo se ha ralentizado con respecto al pasado año. Siguiendo la tendencia experimentada desde el inicio de la crisis, el empleo autónomo femenino ha tenido un comportamiento mucho más positivo que el de los varones, cerrando el ejercicio de 2011 con una pérdida del -0,2%, mientras en el caso de los hombres, no han logrado frenar la sangría de empleo autónomo y el número de varones ha descendido un -1,6%. Por lo tato, el ritmo de pérdida de empleo autónomo masculino en 2011 entre los varones fue 8 veces superior al registrado por las mujeres.

De los 32.980 autónomos que dejaron de cotizar en el RETA durante 2011, 31.399 eran varones frente a tan sólo 1.581 mujeres, de lo que se desprende que más de nueve de cada diez (95,2%) de los autónomos que dejaron de cotizar en el Régimen de Autónomos (RETA) en 2011 fue un hombre.

Cabe destacar que en 2011, además del registro positivo en Melilla (+3,4%) y Ceuta (+1,4%), solamente Canarias, con +0,01% registró un crecimiento en el número de autónomos varones. Han sido 31.399 el número de autónomos varones que han dejado de cotizar a la Seguridad Social durante el pasado ejercicio. Los mayores descensos han estado protagonizados por la región de Murcia (-3,3%), Baleares (-2,5%), Navarra (-2,2%), La Rioja y Castilla La Mancha, ambas con un descenso de autónomos varones a los largo de 2011 del -2,1 %, y Cataluña, Comunidad Valenciana y Aragón, todas ellas con un descenso del -2,0%.

En cuanto al colectivo de mujeres autónomas, el informe muestra que ha registrado un descenso durante 2011 del -0,2%, lo que se tradujo en 1.581 mujeres autónomas menos. A pesar de este dato, el comportamiento registrado por el colectivo de autónomas en 2011 ha sido más positivo que el de los varones, y han sido cinco las comunidades autónomas – además de Ceuta y Melilla – las que lograron un crecimiento a lo largo de 2011 del número de emprendedoras: Comunidad de Madrid (+1.202 autónomas, +1%), Canarias (+914 emprendedoras, +2,6%), Andalucía (+532, +0,3%), Castilla y León (+59, +0,1%) y Comunidad Valenciana (+33, +0,03%)

Por el contrario, los mayores descensos en cuanto a pérdida de empresarias durante 2011 los registraron: Galicia, con una pérdida de 1.406 autónomas, lo que en términos relativos representa un descenso del 1,5% y la Región de Murcia, con -1,2% de trabajadoras autónomas, una pérdida neta de 350 emprendedoras.

El informe elaborado desde ATA muestra cómo el peso de la mujer autónoma en España, a 31 de diciembre de 2011, es aún muy inferior al de los varones y representan el 34,2% del total de autónomos registrados en el RETA. Es decir, sólo uno de cada tres autónomos en España es mujer.
Galicia y Asturias son las comunidades donde el empleo autónomo femenino tiene mayor peso y supera la barrera del 40% del total de autónomos, un 42,2% y 41,3%, respectivamente. En el otro extremo, Castilla la Mancha (28,4%) y Melilla (27,8%), que no logran alcanzar el 30% del total de autónomos.

Perfil mujer autóma en españa

El informe elaborado desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA desglosa por primera vez la distribución de los autónomos europeos. Para ello, tomando los datos ofrecidos por EUROSTAT, compara el peso de las mujeres autónomas en España en relación al resto de países de la EU-27.

Hay que tener en cuenta que el porcentaje que ofrece el cuadro analizado en cuanto al peso de la mujer autónoma (32,6%) es diferente al que venimos ofreciendo a lo largo del estudio (34,2%), porque EUROSTAT no tiene en cuenta los autónomos de ayuda familiar.

En comparación con la UE-27 cabe destacar que los datos que arroja España en cuanto al porcentaje de mujeres son ligeramente más halagüeños: las mujeres son el 32,6% del total de autónomos en España frente al 30,9% que representan en la Unión Europea, también mejores a los que arrojan países de referencia como Italia (27,4%), Grecia (29,7%), Bélgica (29,8%), Francia (30,1%) o Alemania (32,4%). Pero la mayor diferencia respecto a los 27 lo registra el país vecino, Portugal con un porcentaje del 37% de autónomas frente al 63% de varones autónomos.

Ya en el ámbito nacional, el informe elaborado por ATA analiza el colectivo de autónomos extranjeros, donde se comprueba que el 35,6% de los autónomos extranjeros que cotizan a la Seguridad Social en España son mujeres (frente al 34,2% del total de autónomos).

Por comunidades autónomas, Extremadura es la comunidad que cuenta con mayor peso de las autónomas extranjeras sobre el total de autónomos extranjeros: cuatro de cada diez – el 43,1% – del total de autónomos extranjeros de la región son mujeres, seguidas de las comunidades de Galicia y Asturias, donde las empresarias representan el 40% del total de autónomos.

En el extremo opuesto, además de las ciudades autónomas de Ceuta (15,8%) y Melilla (21,7%), se sitúan Navarra y País Vasco, donde el peso de las emprendedoras foráneas, sobre el total de extranjeros de sus respectivas regiones, es menor: del 26,6%, en el caso de Navarra, y el 30%, en el del País Vasco.

Volviendo al total de autónomos en España, cabe destacar notables diferencias por sexo, si se analiza el sector de actividad: mientras que la construcción es el sector de actividad de 16,3% de los autónomos varones españoles, sólo es el del 1,4% de mujeres.

Las mujeres autónomas son más numerosas que los hombres en prácticamente todos los sectores: en el comercio (31,9% mujeres, 20,8% varones), hostelería (11,5% mujeres, 9% varones), actividades profesionales, científicas y técnicas (7,3% féminas, 6,3% varones), actividades sanitarias (4,8% mujeres, 1,9% varones), actividades administrativas (3,8% mujeres, 3,3% varones), actividades financieras y de seguros (2,5% mujeres, 1,7% varones), actividades artísticas y de entretenimiento (2% mujeres, 1,8% hombres) y actividades inmobiliarias (0,7% mujeres, 0,5% varones).

A parte de la construcción, los varones son más numerosos porcentualmente que las mujeres en la agricultura (que acoge al 13,3% de los autónomos varones, frente al 12,2 de mujeres), transporte (11,3% de los varones, 1,6% de las empresarias), industria (6,1% del total de autónomos varones, 2,9% en el caso de las mujeres) e información y comunicación, sector que acoge al 1,6% de los varones y al 1% de las mujeres.

“El autoempleo se está asentando como opción laboral para las mujeres”

“El informe es un claro reflejo -declara Ana Cabrero, responsable del Área de Mujer de ATA- de que los negocios iniciados por mujeres aguantan mejor las épocas difíciles. Pero queda patente que el tejido productivo de nuestro país sigue capitaneado por hombres al estar el peso de las autónomas aún muy por debajo del de los varones”

“A pesar de esto, el número de mujeres que deciden ser su propio jefe y darse de alta como autónomas lleva unos años en continuo crecimiento”.

Autor:
ATA NAVARRA (Asociación de Trabajadores Autónomos de Navarra)