Este estudio pretende analizar cuál es la situación de las pymes y autónomos españoles respecto a Internet y las oportunidades que éste puede traer a sus negocios. El grado de adaptación de los empresarios españoles a las nuevas tecnologías se vislumbra como una gran ventaja competitiva que debe seguir explotándose.

Según se indica en el informe, la transición al entorno online ya está en marcha. En 2012, solo el 33% de pymes y autónomos tenía página web de su negocio y en 2013 ya cuenta con una el 48% del sector. Si se cumplen las previsiones de los empresarios españoles, el 63% contará con una web corporativa en 2014. Además, el 21% de las pymes y autónomos ya tienen un negocio exclusivamente online. En este aspecto España se encuentra al mismo nivel que Estados Unidos.

También apunta que quedan oportunidades por explorar. Especialmente en el terreno del comercio electrónico y las redes sociales. Solo el 7% de las pymes y autónomos permiten el pago online, mientras que un pobre 2% se ha atrevido a explorar el modo en que las tabletas o smartphones pueden potenciar los beneficios de su negocio.

Este estudio fue elaborado en noviembre de 2013 por hibu España y LLORENTE & CUENCA, con la colaboración de GfK Emer Investigación de mercados.

Accede al Estudio hibu CENSUS 2013: Pymes y autónomos en Internet.

También puedes acceder a esta infografía sobre el estudio.