La elección del espacio en el que desarrollar la actividad empresarial también es un tema importante. Puede ser necesario un local comercial, una oficina, una nave…

Si lo que buscas es un local para la venta al público, en este enlace encontrarás toda la información.

Existen, además, otras opciones, como las que explicamos a continuación.

Viveros de empresas

Los viveros de empresas son estructuras de acogida temporal que ofrecen espacios comunes e individuales y apoyos y servicios adaptados a las necesidades específicas de las empresas instaladas en ellos: firmas de reciente creación o ya creadas que proyectan una nueva línea de negocio, e incluso proyectos en fase semilla.

Ofrecen locales en alquiler, acondicionados para iniciar la actividad, por un tiempo determinado y comparten otro tipo de servicios (administrativos, de mantenimiento y seguridad, instalaciones del centro, etc.). Además facilitan apoyo especializado a sus alojados, y la relación con otras compañías instaladas favorece la creación de entornos de cooperación entre ellas.

En Navarra, contamos con los viveros de empresas que gestiona la sociedad pública CEIN.

Centros de empresas

La Asociación Cederna Garalur cuenta, en el polígono de Alkaiaga de Lesaka, con naves y locales que ponen a disposición de los emprendedores en condiciones ventajosas para los primeros años de la actividad.

Coworking

En los espacios de coworking, profesionales independientes, autónomos, pymes o emprendedores comparten un mismo espacio físico para desarrollar, de forma independiente, sus propios proyectos.

La principal característica del coworking, además del hecho de compartir un mismo entorno de trabajo y una serie de recursos, es la colaboración, la relación y el fomento de iniciativas conjuntas entre sus usuarios.

Ofrecen diferentes tipos de servicio (escritorio individual, teléfono, acceso a Internet, además de otros complementarios) y modalidades de acceso (mensual, por horas, etc.).

Centros de negocios

También llamados “hoteles de empresas”, los centros de negocios unen medios materiales y humanos que ponen a disposición de sus instalados.

Los servicios de alojamiento (despachos, salas para reuniones o de formación, acceso a Internet y a otros recursos, etc.) se combinan generalmente con otros comunes como, por ejemplo, recepción, limpieza o incluso apoyo de un equipo administrativo.

El alquiler de espacios, como en el caso del coworking, puede realizarse en diferente modalidades.