Nueve ideas para la reflexión: competencias o actitudes que debe poseer todo emprendedor exitoso:

1. Mirando hacia adentro

El conocimiento se aprende, las habilidades y competencias personales se entrenan. Estas son más importantes que los propios conocimientos.

Lo primero que tienes que hacer es conocerte a ti mismo:

  • Qué habilidades tengo.
  • De qué competencias carezco y puedo entrenar, aprender, desarrollar…
  • Cuáles son mis actitudes ante el trabajo, los problemas, el stress, los fracasos, los éxitos…
  • Tengo las competencias profesionales para ejercer la actividad.

“La imaginación es más importante que el conocimiento” Albert Einstein.

2. Pensando en el futuro

Vivir el día a día nos puede hacer perder de vista el futuro.

Todo emprendedor debe pensar y repensar sobre el futuro de su negocio.

  • Cómo veo mi negocio dentro de… años.
  • De dónde obtendré ingresos.
  • Qué oportunidades percibo de cara al futuro.
  • Cómo está evolucionando el sector y otros sectores que me pueden afectar.
  • Qué están haciendo mis competidores.
  • Es preciso tener una mentalidad de estratega.

3. Orientación al cliente

Si se mira al gerente, no se mira al cliente

Debo ponerme en el lugar de mis clientes y formularme preguntas como…

  • ¿Pór qué motivo acudiría a mi negocio en vez de ir a la competencia?
  • ¿Qué ofrece mi negocio que no ofrecen mis competidores?
  • ¿Qué necesidades de mis clientes atiendo de forma satisfactoria?
  • ¿Qué necesidades de mis clientes dejo sin satisfacer?
  • También se lo puedo preguntar directamente a mis clientes.

4. Mercados globales

Es preciso tener la vista puesta en la internacionalización.

Todos los mercados son globales.

  • Existen muchos competidores no identificados, inexistentes para nosotros.
  • En cualquier momento nos podemos llevar la desagradable sorpresa de que uno de esos competidores no identificados ocupe nuestro mercado.
  • No todo acaba en lo local, en lo próximo, es preciso tomar la iniciativa y aunque seamos una micropyme existen las alianzas, los acuerdos de colaboración, intenet, etc. que nos posibilitan llegar a otros mercados.

5. Negociar

“Jamás negociemos con miedo, pero jamás temamos negociar” John Fitzgerald Kennedy

Esto se puede aprender, si no se posee la habilidad innata.

  • Es preciso negociar con los clientes, los proveedores, los colaboradores, las entidades financieras, la Administración, los socios, etc.
  • Un elevado porcentaje de nuestro trabajo es negociar, es preciso hacerlo bien.

6. Sé un apasionado del cambio y la innovación

Epitafio empresarial: “Aquí yace una empresa que iba a cambiar mañana”

Es preciso vencer la resistencia al cambio y tener una actitud positiva para la innovación.

  • Hoy todo se copia, aunque se debe proteger de la mejor manera, por lo que debemos innovar de forma contínua.
  • La única forma de sobrevivir es siendo diferente y, aunque sea por un breve periodo de tiempo, disfrutar de un monopolio temporal.

7. Rodéate de personas a las que les entusiasme su trabajo

Un equipo desmotivado hunde el mejor de los proyectos.

  • Un equipo con entusiasmo y dedicación, aunque reducido, es una poderosa arma para alcanzar el éxito.
  • Las crisis son oportunidades encubiertas.

“El entusiasmo es contagioso” Frank Maguire

8. No derroches

¡Cuidado con el dinero!

  • Las inversiones en activos no corrientes inmovilizan dinero durante un largo periodo de tiempo, hay estuiarlas muy bien y no dejarse llevar por las apariencias.
  • Las inversiones en existencias: las mínimas imprescindibles.
  • Es preferible pecar de tacaño que de espléndido con el dinero del negocio, sobre todo en los primeros años de vida de una empresa.

9. Infórmate bien de las obligaciones legales y fiscales

“El arte de vencer las grandes dificultades se estudia y adquiere con la costumbre de afrotar las pequeñas” Cristina Trivulzio Belgioioso

  • Te evitará problemas en el futuro.
  • Aprovecha las ventajas fiscales.