Según los datos facilitados por la Unión de profesionales Trabajadores Autónomos de Navarra, UPTA-UGT Navarra, mayo ha finalizado con 46.038 afiliados autónomos a la Seguridad Social, es decir, se han producido 255 nuevas altas netas durante el pasado mes de mayo.

A nivel estatal se han producido 19.322 altas netas, alcanzando los 3.100.232 afiliados trabajadores autónomos. Desde hacía tres años no superaba la cifra de los tres millones cien mil, concretamente en julio de 2011 con 3.105.845. En mayo han sido 19.322 altas netas más que el pasado mes de abril. Por ello, en los cinco primeros meses del año se han contabilizado 49.891 altas y desde mayo del año pasado hay 70.389 más. Casi el 10% de las más de 198.320 altas netas que ha registrado el total del Sistema durante el pasado mes de mayo corresponden a trabajadores autónomos.

Sin duda el sector turístico se sigue comportando adecuadamente, “lo que se demuestra por el hecho de que el mayor aumento de autónomos se produce en las zonas turísticas, Baleares, Andalucía, Cataluña y Valencia”, explica el secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos, Sebastián Reyna. Aún así, y valorando estos datos de manera positiva, Reyna también advierte de que estos datos habrá que consolidarlos después del verano, temporada tradicionalmente peor. Por otra parte, para UPTA-UGT estos datos responden de manera directa a la aplicación de la tarifa plana de 50 euros como coste de la Seguridad Social en los primeros seis meses de actividad, que se ha extendido a todos los nuevos autónomos.

“Es posible que realmente el trabajo autónomo pueda empezar ya a tirar de la actividad económica, como ha hecho históricamente en todas la épocas de crisis, pero necesita el impulso y el apoyo que los Gobiernos puedan ofrecer y sobre todo la reactivación de la demanda interna con políticas más expansivas” afirma el secretario general de UPTA-UGT. Por ello, UPTA se propone reforzar su apuesta por el apoyo al autoempleo como una de las vías más eficaces en la creación de empleo estable. “El 80% de los nuevos emprendedores son y seguirán siendo en el futuro trabajadores autónomos. Por lo tanto es esta figura jurídica y social la que debe ser el centro de todas las políticas encaminadas a fomentar la actividad económica”, asegura Reyna.

De este incremento en la afiliación todas las Comunidades Autónomas han salido beneficiadas salvo País Vasco, que ha perdido 25 afiliados. Los mejores datos se han dado en Andalucía (+4.269), Baleares (+3.379), Cataluña (+2.390), Comunidad Valenciana (+2.170), la Comunidad de Madrid (+1.547) y Castilla y León, que ha sumado el pasado mes 1.054 activos netos. Entre las seis representan el 76’64% del total del crecimiento neto registrado en España.