Ya hace tiempo que Internet se ha convertido en la primera fuente que las personas consultan cuando buscan productos y servicios ya que ofrece la posibilidad de poder acceder, buscar, comparar y comprar en cualquier horario y desde cualquier lugar.

Estaba claro que la digitalización de las empresas es fundamental para su desarrollo y crecimiento ya que vivimos en un mundo hiperconectado y globalizado pero la llegada de una situación de confinamiento como la que estamos viviendo con motivo del estado de alarma decretado por el Covid-19 ha convertido la digitalización en una necesidad y ha constatado que la presencia digital de autónom@s y pymes es imprescindible.

La mayoría de las empresas minoristas se han visto obligadas a cerrar durante el estado de alarma, con las correspondientes perdidas que eso supone, por lo que las que tenían presencia online a través de una página web o en redes sociales para poder vender online, estamos viendo que son las únicas que han podido adaptarse y seguir funcionando, atendiendo de manera personalizada, generando negocio y manteniéndose activas en la medida de lo posible, a través de tienda online quién disponía de ella o simplemente del correo electrónico o de la atención telefónica.

Venta de artículos a través de las redes sociales como Facebook e Instagram, ofrecer servicios de manera telemática, es decir, atención personalizada en formato vídeo para ofrecer atenciones o clases virtuales, servicios informáticos, o plataformas que suman negocios para llegar a más clientes, son algunas de las fórmulas que se han puesto en marcha en esta complicada situación.

De esta manera se consigue seguir en contacto con l@s consumidores, interactuar con ell@s, mantener activa la empresa, funcionar con relativa normalidad, generar buena imagen de marca de cara a l@s potenciales clientes y salir más airosos de esta crisis.

Para muchos productos y servicios desde que comenzó el confinamiento, internet ha sido la única manera de adquirirlos y además en esta situación l@s clientes tienen más tiempo para conectarse, buscar, informarse, elegir y comprar o contratar pudiendo diferir su entrega hasta que el estado de alarma cese.

Asimismo se ha constatado que hoy en día el certificado digital, una herramienta fácil gratuita y muy sencilla de obtener, está siendo muy útil para la realización de muchos trámites online.

El Gobierno ha puesto en marcha el plan Acelera.  Se trata de una serie de medidas con el fin de acelerar el proceso de digitalización de pymes y autónom@s. Se pueden consultar sus propuestas en:

https://www.red.es/redes/es/actualidad/magazin-en-red/el-plan-acelera-pyme-se-pone-en-marcha-con-una-plataforma-de-recursos-para

En definitiva, la digitalización ya era necesaria para cualquier empresa, pero la llegada del Covid-19 ha convertido en imprescindible tener presencia online para poder continuar generando negocio y disponer de certificado digital para poder seguir operando con la Administración.

El cambio viene para quedarse y esto va a marcar un antes y un después en los modelos de negocio.

La estrategia de digitalización siempre ha de ser coherente con los recursos, es decir, cada un@ debe ser consciente de hasta dónde puede llegar pero en general es muy importante empezar a dar pasos decididos en el camino hacia la presencia digital de los pequeños negocios.

*Esta publicación pertenece al Servicio de Apoyo al Emprendimiento de Cederna Garalur, entidad socia de la Red Navarra Emprende, que cuenta con la cofinanciación de SNE-NL y Fundación Caja Navarra y Fundación La Caixa a través del programa InnovaSocial.

Suscríbete al sistema de notificaciones