Según el estudio realizado por la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) a partir de los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en España al finalizar el segundo trimestre del año 2013 había 273.100 trabajadores autónomos que se pueden considerar económicamente dependientes o más conocidos por las siglas de TRADES, que manifiestan tener un único cliente o un cliente casi en exclusiva.

Es destacable, como informa la asociación en una nota de prensa, que en lo que va de año 2013 esta cifra ha aumentado en un 11,29% (14.500 nuevos TRADES), frente al aumento mucho más moderado del 1,80% del conjunto de trabajadores autónomos sin asalariados.

El estudio refleja también que del conjunto de los TRADES, el 63,68% (173.900) manifiesta tener un único cliente, y el 36,32% (99.200) un cliente casi en exclusiva.

Por sectores económicos, la construcción registra el 7,32% de los TRADES en España (20.000); la industria el 11,53% (31.500); la agricultura, el 13,00% (35.500), y los servicios el 68,11% (186.000).

Como ha venido indicando UPTA en los últimos trimestres, una de las consecuencias de la crisis económica es la extensión de la figura del TRADE en la economía española, que viene creciendo desde los 237.200 existentes en el I trimestre de 2012 a los 273.100 actuales. Se trata de trabajadores que asumen parte del riesgo de la inestabilidad del entorno económico. UPTA cree absolutamente necesario seguir profundizando en la garantía de sus derechos que comenzó con el Estatuto del Trabajo Autónomo, “aunque la mayoría de estos trabajadores no cuentan con los contratos establecidos para esta modalidad de trabajo”, explica el secretario general de la Organización, Sebastián Reyna.

UPTA ha puesto en marcha desde el pasado mes de septiembre una encuesta entre los autónomos sin asalariados de nuestro país, con el objetivo global de promover el debate sobre la figura del trabajo autónomo económicamente dependiente en el Dialogo Social Europeo, así como identificar mejor su perfil y su definición. El objetivo es impulsar mejoras y estrategias en su ámbito laboral y de esa forma poder avanzar tanto en una estadística europea como en conocer los principales problemas comunes del colectivo para hacerlos llegar a las instituciones europeas.

Se puede acceder a la encuesta a través del siguiente enlace.

Fuente: UPTA