Ayer jueves tuvo lugar en la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Navarra la jornada de cierre del proyecto europeo de emprendimiento “Entryway-emprendimiento sin fronteras” ejecutado por la Cámara y cuyo objetivo era asesorar, orientar y formar a emprendedores inmigrantes que deseaban poner en marcha un negocio en la Comunidad foral. “Entryway nació con el objetivo de ofrecer apoyo profesional a emprendedores inmigrantes para facilitarles su integración económica, social y cultural, además de fortalecer las habilidades que debe tener cualquier emprendedor para el éxito y la sostenibilidad de su negocio”, explicó Eva Fontecha, responsable de este programa en la Cámara de Comercio. Gracias a esta iniciativa, se han asesorado 58 personas de las que 8 ya han puesto en marcha su propio negocio.

El programa ha tenido una duración de 24 meses y ha contado con un presupuesto para la Comunidad foral de 100.000 euros. En total, han participado 58 personas con diferentes ideas de negocio, con una edad media de 39 años y de los que el 69% han sido mujeres. En cuanto a su procedencia, el 85% de ellos procedían de países de Latinoamérica.

El Programa ha sido subvencionado por la Comisión Europea, en concreto por la Dirección General de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes, y ha contado con la colaboración del Servicio Navarro de Empleo. Además de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Navarra, único participante español, han sido socios del proyecto la organización sin ánimo de lucro, Empresarios Sin Fronteras de Alemania; el Centro de Desarrollo Empresarial y Cultural especialista en financiación de Grecia, KEPA; la entidad de formación empresarial de Italia, IFOA; el Centro de Apoyo a Inmigrantes Emprendedores en Suecia, IFS y la Agencia Especial de la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Milán, Formaper.

Selección, formación y mentoría

Este programa de emprendimiento para inmigrantes se ha desarrollado en tres fases. En la primera, se realizaron actuaciones para la captación, selección y orientación de los participantes. “Fueron más de 100 las personas que solicitaron su participación en el programa. Se realizó una selección considerando los requisitos de participación y, de ellos, 64 recibieron orientación. Una gran parte cuenta con estudios superiores, y la mayoría llevan varios años ya en España, aunque también hemos formado a personas que llevaban sólo unos meses en la Comunidad foral. La variedad de perfiles ha sido un elemento importante del programa, en la que han compartido contactos y se han establecido colaboraciones”, explicó Fontecha.

Una vez seleccionados, recibieron una formación de más de 40 horas sobre planes de empresa: modelo de negocio, plan económico-financiero, plan de marketing y comunicación, información sobre los trámites de puesta en marcha y sobre ayudas y subvenciones. Toda la formación ha combinado sesiones teóricas y prácticas, tanto de manera grupal como individual.

Mentoría: el valor de la experiencia

Además de la formación y orientación, diez de los proyectos más maduros o ya iniciados recibieron sesiones de mentoría por parte de empresarios experimentados. Concretamente, los mentores que ha participado en este programa han sido: María Victoria Vidaurre (Residencia Universitaria Riquelme), Javier Ábrego (Tweet Binder), Mariano Fragua (asociación de peluqueros), Alicia Otaegui (artista e interiorista), Carlos Rodríguez (Catering Cock), Mieke Sulleiro (Badabum), Igor Iradier (Navarra Adentro), Jesús Muerza (Envasados Eva) y Patxi Goñi (asociación de carniceros).

 

Suscríbete al sistema de notificaciones