Una vez que ya hemos montado nuestra empresa, debemos tener en cuenta que nuestro mejor valor debe ser nuestro equipo de personas. Confiar en
la habilidad y la experiencia de nuestros empleados es vital. A menudo es necesario describir el resultado al que queremos llegar y dejar que
ellos determinen la mejor manera de llegar a dicho resultado. Se trata de transmitir la confianza necesaria.

De esta manera lograremos que nuestro equipo sea más productivo, se sientan más comprometidos y  orgullosos de formar parte de nuestra organización.

Os dejamos un interesante artículo al respecto. Tiene el inconveniente de que está en inglés, pero con los traductores se puede captar la idea perfectamente.