Navarra ha cerrado el año batiendo un doble récord: ha sido la comunidad a nivel nacional con mayor crecimiento porcentual en empleo y en creación de nuevas empresas de Economía Social (cooperativas y sociedades laborales), según informa la Asociación de empresas de economía Social de Navarra (ANEL) . Como explica Ignacio Ugalde, su presidente, este gran dinamismo demuestra que “además de ser una comunidad emprendedora en todas las coyunturas económicas, cada vez optamos más por un emprendimiento con valores, más horizontal, participativo y responsable socialmente”.

De esta forma a lo largo de 2016, se han incrementado en un 43% el número de empresas de Economía Social que se han creado en la Comunidad Foral, lo que supone 103 nuevas iniciativas empresariales en las que la mayoría del capital está en manos de sus socios-trabajadores. Cooperativas y sociedades laborales “han vuelto a demostrar su enorme capacidad para dinamizar el tejido empresarial navarro”, asegura el presidente de ANEL y lo están haciendo a la vez que contribuyen a la transformación social.

“Precisamente por eso se nos denomina Economía Social. Entre nosotros hay grandes empresas industriales, pymes de servicios o comerciales, empresas familiares, jóvenes emprendedores… ¿qué tenemos en común?”, apunta Ugalde. “Lo que nos une es nuestro nivel de compromiso. Además de generar empleo estable y de calidad y no deslocalizarnos, vamos más allá. Nuestras organizaciones tienen como objetivo que la persona pueda desarrollarse en la empresa”.

Respecto al empleo, este ha vivido un alza del 8,3% en 2016 con respecto al cierre del ejercicio anterior, lo que supone que 11.080 personas ya trabajan en cooperativas y sociedades laborales en la Comunidad Foral. “Unos buenos resultados que se van sumando año a año. Basta con volver un poco la vista atrás para ver que en 2014 las empresas de Economía Social generaban 9.711 empleos directos. Esto supone que tan solo en dos años se ha crecido un 13,5%”, añade Ignacio Ugalde.