En Navarra, el número de personas autónomas creció en 2016 un 1%, según datos de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

Tal y como informa la entidad, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) ha cerrado 2016 con un aumento de 26.211 autónomos (+0,8%), la mitad que en 2015 cuando crecieron en 42.192 trabajadores autónomos (+1,3%). La cifra final en diciembre de 2016 de autónomos es de 3.194.210 personas. Se trata del cuarto año consecutivo en el que crece el número de trabajadores por cuenta propia, aunque el crecimiento registrado en 2015 fue también inferior al de 2014.

Por comunidades autónomas, Castilla y León lidera la pérdida relativa de autónomos. Su descenso de 1.840 autónomos en 2016, supone una bajada del 0,9%, la mayor en toda España.

Galicia ha registrado un descenso de autónomos en el conjunto de 2016 del 0,8%, (-1.687 autónomos). Le siguen: Extremadura (-0,7%), Asturias (-0,6%), Aragón (-0,5%), País Vasco (-0,4%) Cantabria (-0,3%) y por último La Rioja con una pérdida del 0,2% de sus autónomos. (Ver tabla 1 del añexo)

Por el contrario, Canarias (+2,3%), Islas Baleares (+2,2%), la Comunidad de Madrid (+1,9%) y Andalucía (+1,8%) lideraron el aumento de emprendedores a lo largo del año que ha finalizado.

Con crecimientos en el número de autónomos por encima de la media nacional (+0,8%) también se situaron Comunidad Valenciana (+1,3%), Cataluña (+1,1%), Navarra (+1%) y Murcia (+0,8%). Sólo Castilla-La Mancha, con un incremento del 0,1% de sus autónomos está por debajo de la media nacional.

En valores absolutos, destacan desde ATA que entre Andalucía, Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana suman prácticamente el mismo número de nuevos autónomos que en todo el territorio nacional. Las cuatro comunidades tiran del carro del emprendimiento sumando 26.181 autónomos de los 26.211 de la media de incremento de autónomos en España.

El ritmo de creación de empleo autónomo femenino en 2016 fue superior al registrado por los varones: mientras los varones aumentaron un +0,6%, las mujeres lo hicieron al doble de ritmo, un +1,2%.

En valores absolutos, de los 26.211 nuevos cotizantes que sumó el RETA en el año que acaba de finalizar, 12.959 son nuevas emprendedoras (el 49,4%). frente a 13.251 nuevos trabajadores por cuenta propia varones. En 2015, el crecimiento relativo de las mujeres autónomas fue del 41,9%., es decir, en 2016, la mitad de los nuevos autónomos en España es una mujer.
En cuanto a los sectores de actividad, el comercio ha sido el que ha perdido un mayor número de autónomos (-0,5%, concretamente 4.099 autónomos). Sólo dos sectores más pierden autónomos: hostelería y agricultura, ambos un 0,1%.

El resto de sectores cerró el año en positivo y en todos ellos se han producido nuevas altas de cotizantes al RETA, siendo las actividades inmobiliarias (+8,4 nuevos autónomos) las que porcentualmente han crecido más. En números absolutos destaca el crecimiento anual de los autónomos dedicados a las actividades profesionales (+8.232 autónomos), actividades sanitarias (+3.814 autónomos) y educación (+3.150 autónomos) los que han registrado los mayores crecimientos.

Por su parte, los grades sectores como industria (+2.294 autónomos) o transporte (+2.462 autónomos) también registraron aumento en cuanto al número de trabajadores por cuenta propia a lo largo de 2016.