Una emprendedora de Sangüesa, Cristina Casas, se formó en la sede soriana de la Universidad de Valladolid, donde cursó la carrera de Fisioterapia y en 2010 creó su propia empresa dedicándose, desde entonces, a la rehabilitación de lesiones deportivas y laborales; trastornos musculares, traumatológicos o neurológicos derivados de enfermedades crónicas y agudas; molestias posturales, etc.

Sus clientes son personas de Sangüesa y su comarca que llegan a su consulta por propia iniciativa o a través de entidades deportivas, como los Clubes de Balonmano y Baloncesto de Cantolagua que han firmado con Cristina acuerdos especiales para atender a sus afiliados.

Fisio 2Fisio 3

Además de estos tratamientos de fisioterapia que se reciben individualmente, trabaja con colectivos concretos en educación y reeducación postural. Un ejemplo de ello es la actividad que desde hace tres años pone en marcha en colaboración con la Asociación de Amas de Casa de Sangüesa, la Escuela de Espalda, consistente en sesiones de estiramientos y fortalecimiento para la espalda propuestos específicamente para atender las características peculiares de este colectivo (edad, tipo de trabajos, etc.).

En agosto de 2014 Cristina ha dado un paso más para la consolidación de su empresa inaugurando su propio Centro de Fisioterapia con el apoyo y asesoramiento de la Agencia de Desarrollo de Cederna Garalur.

En este espacio –dispone de dos amplias consultas para los tratamientos personales y una gran sala para formación- tiene previsto continuar con las sesiones de fisioterapia y rehabilitación, ampliar la oferta de la Escuela de Espalda a otros colectivos, complementar sus servicios con una consulta de Dietética y Nutrición y ofrecer cursos de Pilates.

De las características que siempre ha buscado potenciar en su negocio ella destaca algunas: el rigor profesional, no solo por la preparación académica inicial, sino también por su constante preocupación y esfuerzo por reciclarse y estar al día en los avances de la fisioterapia; la amplitud de servicios, al tratarse de un centro de fisioterapia instalado en el medio rural se deben atender casos, perfiles y situaciones muy variadas; y, sobre todo, el respeto por el cliente y el trato personalizado. Cristina es consciente de que hay personas que necesitan muy pocas sesiones para estar bien, pero otras personas requieren tratamientos continuados en el tiempo. Para estas, ha diseñado una serie de ventajas como bonos con precios reducidos por 3 ó 5 sesiones, precios especiales para jubilados o reducción de la tarifa para personas que deban realizar tratamientos de larga duración siempre que adquieran el compromiso de asistencia anual.

Centro de Fisioterapia Cristina Casas Vidondo

Colegiada 318

Avenida de Aragón nº1 Bajo

31400 Sangüesa- Zangoza

Tfno:650 491 806 (Lunes a sabados – Cita previa)