El volumen total de inversión recibido por las start ups españolas en 2015 alcanzó 659,4 millones de euros en 2015, lo que supone un crecimiento del 83% frente al volumen registrado el año anterior (359,9 millones), en 1.527 inversiones.

Las entidades de Venture Capital fueron responsables del 81% de la inversión, las instituciones públicas del 14% y los business angels, plataformas de crowdfunding y aceleradoras, del 5% del total. Por número de inversiones, 763 correspondieron a préstamos participativos otorgados por instituciones públicas, 464 a los fondos de Venture Capital (nacionales e internacionales) y el resto (aceleradoras, plataformas de crowdfunding y business angels) 300 inversiones.
Respecto a la distribución geográfica de las 1.597 operaciones registradas en 2015, Cataluña y Madrid concentraron 60% del total. Los inversores internacionales también eligieron estas comunidadess como destino de sus inversiones.

Estos datos se desprenden del informe anual “Actividad de Venture Capital & Private Equity en España 2016”, que elabora la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión (ASCRI), en colaboración con Webcapitalriesgo.

En 2015, según indican, las principales variables mantuvieron la senda de crecimiento iniciada en 2014: el volumen de inversión alcanzó casi 3.000 millones de euros repartidos en 657 inversiones (un 15% menos en volumen pero un 23% más en número de inversiones respecto a 2014) y la actividad desinversora fue muy intensa (rozando el máximo histórico de 2014): 4.714 millones de euros en 491 operaciones. En cuanto al fundraising, se captaron 3.359 millones de los que 1.725 fueron aplicación de fondos internacionales,1.481 por operadores nacionales privados y el resto (153) por operadores nacionales públicos.