El capital humano es el más importante en una organización. Es primordial la motivación y las ganas de superación diarias para poder llevar algo a cabo, más todavía si es nuestro proyecto. Nunca nos dan nada. Todo lo tenemos que conseguir por nuestros medios y con nuestro esfuerzo. Es importante no desfallecer y sobre todo, creer en nuestra idea y trabajar sobre ella constantemente.

A la hora de emprender, analiza bien tu modelo de negocio, dale vueltas, téstalo y corrígelo. Una vez corregido, vuelve a analizarlo y a testarlo hasta dar con lo que el público quiere y sepas dárselo como él lo quiere. Las cosas no son fáciles, pero no son imposibles. Si además de contar con este espíritu de superación, nos juntamos con personas que lo comparten, o a las que contagiárselo, entonces nuestra organización tiene más posibilidades de salir adelante. Lo importante es no ponernos barreras nosotros mismos (tal vez no sea ahora el momento, a lo mejor no estoy preparado, es que es muy difìcil encontrar financiación…), que bastantes nos encontraremos por el camino.

Aquí dejamos el enlace a vídeo sobre estos aspectos.