A pesar de que los millennials españoles (jóvenes menores de 35 años) presentan un descenso en la actitud positiva hacia el emprendimiento, su potencial emprendedor, o lo que es lo mismo, el valor que analiza si se ven capaces de crear un negocio propio, se sitúa al alza. Así lo refleja la séptima edición del Estudio Global de Emprendimiento Amway, realizado en colaboración con la Escuela de Negocios de la Universidad Técnica de Múnich y la empresa de estudios de mercado GfK.

Un 74% de los millennials presenta una actitud positiva ante la idea de crear un negocio propio, lo que supone un descenso del 5% frente al año anterior. Sin embargo, el potencial a la hora de convertirse en emprendedor aumenta entre los jóvenes: el 51% se ve montando su propio negocio, frente al 47% del 2015. Así, cada vez son más los millennials que se ven capaces de emprender con éxito.

A nivel mundial y europeo, los millennials españoles siguen situándose por detrás de la media, tanto en actitud como en potencial emprendedor. El 82% de los encuestados menores de 35 años a nivel mundial afirma poseer una actitud positiva en materia de autoempleo (+8% respecto a los españoles), mientras que a nivel europeo se refleja un comportamiento similar (81%). Si segmentamos por territorios, Vietnam (96%), Noruega (96%) y Dinamarca (95%) lideran la lista de países con una mayor actitud positiva.

En cuanto al potencial emprendedor de los jóvenes, la media mundial y europea se sitúan en línea con la española (con 52% y 50%, respectivamente). A nivel mundial, Sudamérica es el área que presenta un mayor potencial, con Colombia (85%) y México (75%) a la cabeza en el ranking mundial.

Los millennials no quieren tener jefe

¿Cuáles son los principales motivos que llevan a los jóvenes españoles a emprender? Según refleja el estudio, más de la mitad de los millennials emprendería para ser su propio jefe (52%), seguido del deseo de autorrealización y ver materializadas sus propias ideas (46%) y, en tercer lugar, la conciliación entre vida personal y profesional (24%).

La vuelta al mercado laboral (19%) y la posibilidad de tener una segunda fuente de ingresos (12%) completan esta lista de motivaciones.