Dentro del Proyecto de Emprendimiento financiado por el Servicio Navarro de Empleo, la Asociación Cederna Garalur, con motivo del Día Internacional de la Mujer Rural,  celebró ayer jueves 15 de octubre, en el Centro Cívico “Benta de Larraintzar” de Larraintzar, una “kedada”, es decir, un foro de encuentro para empresarias y emprendedoras de la Montaña de Navarra.

El encuentro, en el que participaron alrededor de 30 personas, comenzó con la inauguración que corrió a cargo de Arantza Martinez, Alcaldesa de Ultzama, Maite Iturre, Presidenta de Cederna Garalur, Nicolás Uriz, Director del Servicio de Promoción de Empleo e Igualdad de Oportunidades de Servicio Navarro de Empleo y de Susana Mendinueta, Técnica de Igualdad y de Emprendimiento de Cederna Garalur.

El primer objetivo de esta “kedada” era visibilizar el papel activo de las mujeres en el entorno rural. La importante brecha de género existente hoy en día tanto en el emprendimiento como en la empresa, lleva a pensar que es necesario dar a conocer experiencias de empresarias y emprendedoras para crear referentes para las mujeres.

Las experiencias presentadas en la “kedada” fueron las de las empresarias Joana Aranda, de “Casas a Punto” y “Konjunto Consultoría”, Mentxu Isturiz, de “Xamurki Puericultura”, Beatriz Ochotorena de “Granja Escuela Ultzama” y Mariado Iturralde del sector del vacuno de leche y de Agroturismo “Utxunea”.

Todas ellas transmitieron que han tenido que hacer frente a dificultades para la puesta en marcha de sus proyectos, que el camino no ha sido fácil, que han tenido que asumir riesgos, que en algunos casos había quienes les decían que su idea era una “locura” pero la perseverancia, la ilusión y las ganas de trabajar y salir adelante han hecho realidad sus “sueños”. Hoy en día están trabajando en lo que les gusta y miran hacia el futuro con optimismo y esperanza.

P1030503-compressor               P1030506-compressor

Otro objetivo de la “kedada” era dar voz a todas estas empresarias y emprendedoras con el objeto de conocer las dificultades que “ellas” encuentran para emprender en el entorno rural e identificar los retos que se han de abordar para fomentar y facilitar el emprendimiento femenino en el medio rural. Para ello, durante la última fase de la “kedada” se recogieron propuestas de las asistentes para que Cederna Garalur y el Servicio Navarro de Empleo, agentes activos en el apoyo al emprendimiento, las tengan en cuenta a la hora de diseñar sus estrategias de apoyo al emprendimiento.

Entre las propuestas realizadas por empresarias y emprendedoras destacar las siguientes:

• Disponer de formación “a la carta” o la medida sobre los conocimientos y las habilidades que debe tener la empresaria. Buscar experiencias positivas e innovadoras que puedan trasladar y generar dinámicas diferentes para ir adaptándose a una realidad cambiante.

• Analizar las ayudas existentes para que los plazos no sean un factor limitante y buscar otras nuevas fórmulas de apoyo.

• Crear una base de datos con información sobre las ideas y empresas de negocios existentes para la creación de auténticas redes de comunicación y comercialización.

• La importancia del apoyo a empresarias y emprendedoras para conseguir una sociedad rural más competitiva y poder romper estereotipos generando sinergias entre el medio rural y urbano.

Las participantes en la “kedada” valoraron positivamente el encuentro ya que permitió el intercambio de experiencias de una manera cercana, sencilla y constructiva, en un clima que facilitó el acercamiento y conocimiento entre entidades y emprendedoras y entre éstas últimas y todas ellas salieron reforzadas e ilusionadas porque en encuentros así se comprueba que convertir tu idea en un proyecto de vida es factible y se toma conciencia de que ser empresaria de éxito significa encontrar el equilibrio entre la vida profesional y personal.

P1030481-compressor (1)                 P1030532

Como conclusión podemos afirmar que se ha generado interés en este tipo de formato para intercambiar ideas, experiencias, necesidades, proyectos, en definitiva para poner en su lugar al medio rural y a las mujeres que día a día mantienen nuestros pueblos con el objetivo primordial de mantener su buen hacer, crear y mantener empleo y conseguir que nuestros valles puedan seguir vivos, destacar el mensaje “Se puede vivir en el medio rural haciendo lo que a una le guste, emprendiendo, generando ideas y compartiéndolas, de nosotras depende ”