El pasado sábado, 25 de enero, tuvo lugar en Burgui el IV Encuentro Txantxalan, centrado en analizar y trasladar la importancia de la conexión digital e Internet como elemento clave del desarrollo en el Pirineo y herramienta imprescindible para frenar la despoblación, encuentro titulado «El Pirineo no se apaga, solo estamos fuera de cobertura», organizado por el colectivo Txantxalan en colaboración con el Ayuntamiento de Burgi.

La jornada fue presentada por Elena Calvo, alcaldesa de Burgui, quién destacó la importancia de una buena conexión para mejorar la calidad de vida de la población y para crear más oportunidades laborales de cara a frenar la despoblación que sufre su zona y reivindicó que «hay que acabar con la brecha digital y con la discriminación tecnológica que acarrea vivir en el medio rural». Remarcó que «la conectividad de banda ancha del Pirineo es hoy en día la base fundamental para fomentar la vida en los pueblos, el empleo y la lucha contra la despoblación».

En representación del Gobierno de Navarra de Navarra intervinieron dos Directores Generales, Guzmán Garmendia, Director General de Transformación Digital y Rubén Goñi, Director General de Proyectos Estratégicos, quiénes reconocieron la problemática, expusieron los planes del ejecutivo en esta materia de digitalización y apuntaron 2024 como fecha para lograr una conexión digital de 30 Mgps y  2030 como horizonte para tener una Navarra en igualdad digital, donde todas las poblaciones tengan una cobertura de banda ancha.

Joseba Martínez, concejal del valle de Erro, expuso el punto de vista que desde las entidades locales el Pirineo se tiene de esta problemática y expuso el proceso que se ha seguido en el valle de Erro para hacerla frente ya considera que es un servicio básico para l@s vecin@s como otros servicios que se prestan en los pueblos.

A continuación, se expusieron varias experiencias emprendedoras rurales que dejaron patente que disponer de una buena conexión a internet es fundamental, no sólo para mantener la población que va envejeciendo el mayor tiempo posible en los pueblos en buenas condiciones sino también para que la gente joven no abandone los pueblos y si lo han hecho, se animen a volver a ellos.  Intervinieron Pilar López, psicopedagoga de «Bienpensar emocional» de Ansó, Diego Quesada de la empresa social «Senderos de Teja» de Artieda de Aragón que presentó su programa «Envejece en tu pueblo», Adrián Solana de «Cima norte», revista digital de montaña y naturaleza y Karin Hübner, gerente de Bitxitoza, el refugio de Mata de Haya.

Tras el almuerzo con productos de la zona, se desarrolló la segunda parte de la jornada en la que se abordó la importancia de fomentar el activismo social en red, pasar del «internet de las cosas» al «internet de las causas», esta parte contó con la intervención de Leire Remiro (Mujeres en Red del Pirineo/Emakumeen Sarea), Mauge Cañada de Arterra Bizimodu (Red Ibérica de Ecoaldeas) y Eneko Villegas de Irati Irratia quién destacó la necesidad de crear una auténtica comunidad virtual en el Pirineo, que el Pirineo sea «sujeto» y no sólo «objeto» en el mundo virtual, que cuente con voz propia en las redss.

La sesión contó con una nutrida asistencia de particulares, representantes de entidades locales, representante políticos y representantes de otras entidades que trabajan en el territorio como es el caso de CEDERNA GARALUR y Lursarea.

La conclusión general fue que Internet es una herramienta clave para frenar la despoblación y que el Pirineo sea un lugar en el que desconectar sí, pero sólo si quieres, que en primer lugar tiene que ser un buen lugar para vivir y trabajar conectado.

En definitiva, estar conectad@s con el mundo es fundamental para poder vivir, trabajar en los valles y frenar la despoblación.

La jornada terminó con la actuación humorística de Trokolo Teatro en la que el Pirineo se dotó de su propia banda ancha.

Suscríbete al sistema de notificaciones