El Boletín Oficial del Estado publicó el pasado 24 de abril la Resolución del Ministerio de Fomento por la que se convocaban las ayudas que los trabajadores autónomos del transporte pueden solicitar para el abandono de la actividad. El plazo de las solicitudes termina el día 24 de mayo.

Los trabajadores autónomos que sean transportistas de mercancías, de ligero, pesado o de viajeros, que tengan al menos 58 años, dados de alta como autónomos al menos durante diez años y que renuncien a las autorizaciones y se comprometan al abandono de la profesión de transportista podrán recibir una ayuda de hasta 30.000 euros, según la edad del solicitante.

Estas ayudas están contempladas por la Orden FOM/3218/2009, de 17 de noviembre.