En febrero de 2012 el número de trabajadores autónomos que cotizaban voluntariamente para tener cubiertas sus prestaciones por accidente de trabajo y cese de actividad, el denominado desempleo de los autónomos, era de 646.133, lo que representa un 21,23% del total de los afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social, un 0,16% más que en enero de este año.

Para la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos la cifra es escasa, aunque su evolución ha ido en crecimiento desde noviembre de 2010, fecha en la que entró en vigor. Este crecimiento es más valorable si se tiene en cuenta que el número de autónomos ha disminuido en más de un 10% desde el comienzo de 2008, sin embargo los cotizantes para tener cubierta la prestación por cese de actividad ha aumentado en cien mil en algo más de un año, casi un 20%.

La causa de esta situación para Sebastián Reyna, secretario general de UPTA España, se debe sin duda a la falta de información sobre el sistema. “Hasta la fecha, los responsables de la Administración Laboral, ni en la etapa del Gobierno anterior ni en la actualidad, han considerado oportuno realizar una campaña informativa, como se hace habitualmente cuando se pone en marcha una nueva prestación. Tan sólo la Asociación de Mutuas (AMAT) ha desarrollado una actividad informativa, pero de poca extensión y hace escasamente unos meses.”, ha declarado Reyna.

Por otra parte, el retraso en la publicación de los resultados sobre las solicitudes presentadas es injustificable. A fecha de hoy, después de cuatro meses en los que los autónomos cotizantes ya pueden solicitar la ayuda, no se ha publicado ni un solo dato, ni por las Mutuas ni por el Ministerio de Empleo, por lo que la incertidumbre es aun mayor.