Según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social sobre la evolución de las pensiones contributivas correspondientes al 1 de abril de 2012, la pensión media de los autónomos navarros es de 705,24 euros, sigue siendo porcentualmente un 54,84% menos que la media del Régimen General, que se encuentra en 1.286,05 euros y un 24,88% menor que la media de todo el sistema, 937,84 euros.

El número actual de pensionistas autónomos en las diferentes clases de pensión es de 28.360, casi un 23,13% del total de pensionistas, cuyo número total se eleva en la actualidad a 122.620. Entre los pensionistas del RETA que se encuentra en Navarra, los que tienen una pensión más alta son los de incapacidad permanente, con 723,21 euros, seguido de los de jubilación ordinaria que llegan a los 705,23 euros y por la pensión de viudedad, que la media en la Comunidad Foral es de 499,73 euros.

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Navarra (UPTA-UGT Navarra) considera imprescindible que para llegar a equiparar la diferencia respecto al Régimen General, el colectivo tiene que incrementar progresivamente su cotización media, a pesar de que este esfuerzo resulta más difícil en los graves momentos económicos que vivimos.