De Guindos agilizará las licencias de obra y apertura para nuevos negocios. La Federación de Comercios definde que estas medidas deben ir acompañadas de otras que estimulen el consumo.

Pamplona.
Navarra ha perdido a 470 autónomos y a 1.315 asalariados del comercio durante los últimos cuatro años (2007-2011), según los datos que maneja la Seguridad Social. El sector está sufriendo de lleno la debilidad del consumo generada por el incremento continuado de parados, la congelación o rebaja de salarios entre los trabajadores, y el aumento del ahorro entre las personas que, aún en buena situación, se dejan guiar por la coyuntura actual.

La Comunidad Foral tenía registrados 7.522 autónomos en diciembre de 2007 por los 7.052 del mismo mes del año pasado; y contabilizaba 16.346 empleados en 2007 por los 15.031 al terminar 2011.

El año pasado la actividad del comercio al por menor continuó con su caída -como dato, solo entre el tercer trimestre y el cuarto descendió un 1,3%- debido a la falta de recuperación del consumo interno. Esta situación no beneficia el acceso al crédito para los comerciantes porque sus ingresos se ven mermados e influyen a la hora de cumplir las exigencias de las entidades financieras para obtener créditos o renovar los existentes; y también para las personas que quieren emprender por primera vez en el sector. El perfil mayoritario de comerciante que se detecta en las diferentes zonas de la comunidad -véase el gráfico- corresponde a pequeños empresarios, con menos de dos trabajadores.

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, anunció ayer que el Gobierno trabaja en una ley para agilizar la apertura de pequeños establecimientos comerciales a través de una nueva línea del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para este sector y por medio de la simplificación de la licencia de apertura y obra, recogía Efe .

En su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados, De Guindos recalcó que “los pequeños comerciantes no tienen acceso al crédito cuando más lo necesitan”, y es por esto que se va a promover la citada línea ICO. En cuanto a la supresión de las actuales licencias, garantizó que esta medida se quiere implementar “con el máximo respeto a las competencias de ayuntamientos y comunidades autónomas”, que ya han expresado “una gran disposición” hacia esta iniciativa, según aseguró De Guindos.

Es por ello que confió en que “cuanto antes” pueda aprobarse dicha ley, que quiere facilitar la coyuntura de uno de los sectores más afectados por la crisis y que ha protagonizado “datos alarmantes” como una caída de ventas de un 11% entre 2007 y 2011 en España. De Guindos reiteró que el Gobierno quiere impulsar además la unidad de mercado, para que cualquier producto se pueda comercializar del mismo modo en toda España.

Reacciones de la federación

La gerente de la Federación de Comercios de Navarra (FCN), Elisabeth Azcarate, acogió con optimismo la aplicación de medidas que favorezcan el mantenimiento de los negocios y la creación de nuevos comercios, aunque dijo que esta ley debe ir acompañada de un paquete de medidas que estimulen el consumo porque sin él la actividad no se reactiva.

Azcarate recordó que en estos momentos los autónomos del sector y las personas que quieren instalar un negocio comercial tienen grandes dificultades “para obtener un préstamo”. La gerente de la FCN señaló que un reciente estudio indicaba que “únicamente el 16% de las pymes y micropymes consiguen el crédito que han solicitado. Sin liquidez resulta muy complicado continuar con una actividad o poner en marcha una idea”.

Otra de las quejas habituales del sector se centra en el retraso de la apertura de los establecimientos por la burocracia que hay que cumplir. “El emprendedor debe pedir primero la licencia de obra, luego la autorización, para posteriormente cumplir con la inspección del local una vez concluida la obra y lograr la licencia de apertura. Entre tantos pasos pueden pasar unos seis meses como mínimo”, describió Azcarate.

Con el secretario de Estado

Sin embargo, la gerente de la FCN incidió en que estas medidas de apoyo al emprendimiento deben complementarse con políticas para dinamizar el consumo. Hace unas semanas, la Confederación Española del Comercio, en la que está integrada la FCN, mantuvo una reunión con el secretario de Estado del Comercio, Jaime García-Legaz. A este se le transmitió la necesidad de relanzar esta actividad mediante la aplicación de medidas que estimulen la demanda, faciliten la financiación y aporten ayudas especiales para proyectos promovidos por pymes.

“Detectamos sectores dentro del comercio que están soportando peor la crisis, como el de equipos de hogar, electrodomésticos o muebles. Y para ellos hemos propuesto acciones concretas de estímulo”, concluyó.

Toda la información de Navarra en www.noticiasdenavarra.com