El IPC desciende en enero hasta el 2%, la tasa más baja desde agosto de 2010. La electricidad y el tabaco son las principales causas de la bajada de cuatro décimas.

Madrid.
La electricidad y el tabaco son dos de las causas que han contribuido a que la inflación interanual descienda cuatro décimas en enero hasta situarse en el 2%, la tasa más baja desde agosto de 2010, cuando fue del 1,8%. Así, la inflación desciende por cuarto mes consecutivo, según el indicador adelantado del índice de precios de consumo (IPC) publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La electricidad ha resultado fundamental en la bajada de la inflación en enero, debido a que sus tarifas se congelaron este año, frente a la subida experimentada en enero de 2011, cuando el incremento fue del 9,8%, y afectó a 17 millones de hogares y pymes acogidos a tarifas reguladas (denominadas TUR).

El secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Fernando Jiménez Latorre, ya adelantó hace un par de semanas que en los próximos meses se mantendría la moderación de precios con la que se cerró 2011.

Para este año, el Banco de España prevé una inflación del 1,5%, inferior al pronóstico del Instituto Flores de Lemus, que la sitúa en el 1,8%, debido a que espera una subida de la energía y del petróleo por el conflicto con Irán y por la moderación del tipo de cambio euro-dólar, consecuencia del mantenimiento de las dudas sobre la capacidad de la zona del euro para superar su crisis de deuda.

Bajada previsible

En el mismo sentido, la analista de Funcas María Jesús Fernández auguró que la inflación cerrará el año en el 1,8% y señaló que la bajada de enero era previsible, si bien matizando que tal vez no se esperaba que cayera tanto. En su opinión, la tendencia descendente continuará hasta abril, cuando la tasa se puede situar en el 1,6%, y posteriormente irá fluctuando mínimamente para cerrar el año en ese 1,8%.

Para el Instituto de Estudios Económicos (IEE), el descenso de enero confirma la moderación de los precios como consecuencia de la debilidad de la demanda interna y subraya que las restricciones de crédito y la elevada tasa de desempleo siguen haciendo mella en el consumo de los hogares.

El indicador adelantado es un avance del IPC, cuyo dato definitivo se conocerá el 15 de febrero y no suele variar de forma significativa. Si se confirma el descenso de cuatro décimas en el IPC de enero signifcaría que la inflación continúa con la senda de caída que había iniciado en mayo y que fue interrumpida en septiembre cuando la tasa aumentó una décima, tras cuatro meses consecutivos de bajada.

Según los datos del INE, los precios empezaron a incrementarse en octubre de 2010, cuando la inflación interanual se situó en el 2,3% y alcanzaron su máximo en abril de 2011, que llegó al 3,8%. En mayo, el IPC comenzó su bajada y pasó del 3,5% de ese mes al 3% de agosto, tendencia que se rompió al mes siguiente.

También se conoció ayer el IPC armonizado (IPCA), según el cual, la inflación interanual ha caído cuatro décimas en enero respecto a diciembre, hasta el 2%. >efe

Toda la información de Navarra en www.noticiasdenavarra.com