Según los datos publicados por la Administración de la Seguridad Social, 1.866.779 son los autónomos que disfrutaban a 1 de marzo de 2012 de pensión, de los cuales 1.189.982 lo eran por jubilación ordinaria. Estos últimos cobran una media mensual de 641,61 euros cantidad muy por debajo de la media del sistema.

La pensión media del sistema está en 940,76 € y la media correspondiente al Régimen General queda en 1.106,34 €.

La diferencia entre la pensión media de un trabajador jubilado del Régimen General y la de un pensionista por jubilación del Régimen de Autónomos es inferior en más de un 37% y con respecto a la media del sistema es casi de un 30%, “lo que no es un buen dato de evolución de las pensiones de un colectivo que sigue cotizando demasiado por debajo de sus ingresos reales”, alerta Sebastián Reyna, secretario general de UPTA España.

“Todo ello a pesar de que la carrera de cotización media de los autónomos que se jubilan en estos momentos es mayor que la de los jubilados actuales, pero los cotizantes en base mínima siguen superando el 80%”, indica Reyna.

Se espera que la aplicación de algunas medidas contempladas en la Ley de Actualización del Sistema de Seguridad Social pueda mejorar esta situación en el futuro. En particular por el incremento de las bases medias de cotización y la posibilidad ya regulada de que los mayores de 50 años puedan cotizar por una base cualificada de hasta el 220% de la base mínima. Esto permitirá aumentar las medias de cotización de forma voluntaria en más de un 20% con respecto a la situación actual para este colectivo de edad que estaba topado en la elección de la base.