Según los datos publicados por la Administración de la Seguridad Social, 18.401 son los autónomos en Navarra que disfrutaban a 1 de enero de 2012 de pensión y cobraban una media mensual de 688.31 euros, cantidad muy por debajo de la media del sistema, que está en 1.035.53 euros y especialmente mucho más reducida que la media correspondiente al Régimen General, que a la misma fecha era de 1283.68 euros.

La diferencia entre la pensión media de un trabajador jubilado del Régimen General y la de un pensionista del Régimen de Autónomos en Navarra alcanza los 595.37 €, “lo que no es un buen dato de evolución de las pensiones de un colectivo que sigue cotizando demasiado por debajo de sus ingresos reales”, alerta Ainhoa Unzu, Secretaria General de UPTA-UGT Navarra.

Este dato de evolución sigue distanciando las medias de los diversos regímenes, a pesar de que en el último año el Régimen General ha perdido unos 20 € en la pensión media, mientras que en el de autónomos el incremento en el año ha sido de 18 euros.

“Todo ello a pesar de que la carrera de cotización media de los autónomos que se jubilan en estos momentos en Navarra es mayor que la de los jubilados actuales, pero los cotizantes en base mínima siguen superando el 70%”, indica Unzu.

UPTA-.UGT Navarra espera que la aplicación de algunas medidas contempladas en la Ley de Actualización del Sistema de Seguridad Social pueda mejorar esta situación en el futuro. En particular por el incremento de las bases medias de cotización, aún por desarrollar, y la posibilidad de que los mayores de 50 años puedan cotizar por una base cualificada de hasta el 220% de la base mínima. Esto permitirá aumentar las medias de cotización de forma voluntaria en más de un 20% con respecto a la situación actual para este colectivo de edad que estaba topado en la elección de la base.