El dato se desprende del Informe GEM (Global Enterpreunership Monitor) España 2011 sobre la actividad emprendedora y subrayan que este incremento viene causado por la “necesidad de subsistencia” de muchos parados.

La tasa de actividad emprendedora en España aumentó un 34,8% en 2011 respecto al año anterior, según el ‘Informe GEM (Global Enterpreunership Monitor) España 2011 sobre la actividad emprendedora, aunque advierte de que este incremento viene causado por la “necesidad de subsistencia” de muchos parados, “que invierten su subsidio de desempleo en abrir un negocio”.

El índice de actividad emprendedora total (TEA en sus siglas en inglés) que registró España el pasado año fue del 5,8%, lo que significa que hubo 5,8 iniciativas en fase emprendedora por cada 100 personas. Este valor es similar al de 2005, no obstante, el estudio subraya que “el impacto económico de este incremento no se puede equiparar al que habría tenido en un escenario de bonanza y no se puede asociar a una recuperación del emprendimiento en términos de calidad”.

El director del Proyecto GEM España, Ricardo Hernández, ha destacado que el “elevado” índice de desempleo “está empujando a parte de la población a emprender, pues la proporción de actividades que se han emprendido por necesidad ha crecido un 36,3% respecto a 2010”. Hernández ha señalado que este indicador “viene aumentando desde 2008 y este año ha alcanzado su valor máximo desde que se comenzó a realizar el observatorio en España en el año 2000”.

El informe resalta que el emprendimiento derivado de la necesidad no tiene las características de “calidad” que se asocian a la creación de empresas “competitivas”, que son “la inversión en innovación, la vocación de creación de empleo, internacionalización y rápido crecimiento”.

Por su parte, la directora técnica de GEM España, Alicia Coduras, ha indicado que la actividad emprendedora consta de dos partes, la nueva o naciente y la que está en consolidación. “En 2011, casi un 57% de la actividad emprendedora fue del primer tipo, lo que significa que más de la mitad del emprendimiento del pasado año todavía no está aportando los beneficios equiparables para la economía en términos de riqueza, empleo e innovación”, ha explicado.

El perfil medio del emprendedor “ha sufrido algunas variaciones en los últimos años”, señala el estudio de GEM, pues, aunque la media de edad se mantiene en torno a los 38 y 39 años, la mujer ha aumentado su participación en estos procesos, al igual que los jóvenes y los mayores de 50 años.

Sectorialmente, la distribución del emprendimiento en 2011 fue de un 53,3% en el sector del consumo, un 23,1% en el sector de servicios a empresas, un 18,1% en el sector transformador y un 5,5% en el sector extractivo. Por otro lado, GEM subraya que el 70,7% del TEA son actividades sin empleados, mientras que un 25% tiene entre uno y cinco empleados, un 3,3% entre seis y 19 empleados y un 1% tiene 20 o más empleados.

GEM pide a las administraciones que faciliten el emprendimiento

El director del Proyecto GEM en España ha pedido a las administraciones públicas, “tanto a la central como a las comunidades autónomas y ayuntamientos”, que faciliten el emprendimiento y los trámites para abrir nuevos negocios, “pues muchas empresas demoran su puesta en marcha porque tardan meses en recibir las licencias correspondientes”.

En opinión de la institución, la financiación “no es actualmente el principal obstáculo que tiene los emprendedores, aunque es importante”. Según el autor del informe en Cataluña, Yancy Vaillant, “lo que realmente determina si el proyecto sale o no adelante es el apoyo social con el que cuenta el emprendedor y el de las administraciones públicas”, pues cree que quien tiene el “coraje” de emprender en la situación actual de crisis económica “ya tiene el capital necesario para hacerlo”.

Los autores del estudio consideran que “no es bueno regalar la financiación a cualquier iniciativa, porque no todo el mundo vale para llevar un negocio y muchas personas pueden quedar gravemente endeudadas”. Para la directora técnica de GEM España, lo que “tiene que mejorar” es la capacidad de detección de oportunidades e iniciativas originales “en las que merezca la pena invertir”.

Por otro lado, Ricardo Hernández ha subrayado que es “fundamental” que se fomente el emprendimiento desde el sistema educativo, “pero no en la universidad, sino en la escuela primaria, pues es el nicho principal de empresarios”. GEM considera que los niños deben aprender y trabajar desde que entran al colegio aptitudes y capacidades como “la creatividad, la originalidad, la innovación o el trabajo en equipo”.

Por último, el informe prevé que en 2012 el entorno para emprender “será mejor que en 2011, aunque no mucho más”. El director del estudio en España ha resaltado que “parece que el nuevo Gobierno quiere dar un impulso al emprendimiento y va a promover una ley sobre la actividad”. Por ello, la organización ha enviado al Ejecutivo el informe y algunas indicaciones, “aunque son todas las administraciones las que deben poner de su parte para fomentar la creación de empresas en España”.