Se incrementarán los controles sobre la economía irregular.

Pamplona.
La Comisión Territorial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, formada por representantes del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y del Gobierno de Navarra, ha decidido incrementar la vigilancia de las relaciones laborales y el empleo por la actual situación de crisis que “condiciona” el mercado de trabajo.

Esta comisión se reunió ayer para hacer un balance de la labor desarrollada en 2011 y planificar la actividad de 2012. La actividad inspectora de esta comisión comprende la prevención de riesgos laborales, el empleo y las relaciones laborales, la Seguridad Social, la economía irregular y el trabajo de extranjeros. Los integrantes de la comisión, según informó el Gobierno navarro a través de un comunicado, destacó la incidencia de la crisis económica, que “obliga a adaptar las previsiones de la inspección a esta coyuntura”.

Asimismo, y además de las prioridades ya existentes, la comisión ha acordado potenciar la actividad planificada en Seguridad Social vigilando el fraude en los encuadramientos en regímenes indebidos; empresas con deudas a la Seguridad Social; sucesiones, grupos de empresas y subcontratas; prestaciones de Seguridad Social; control de bajas indebidas o infracotizaciones, y bonificaciones indebidas.

Entre las líneas de actuación para el año 2012, ha detallado el Ejecutivo, la comisión incrementará sus esfuerzos en actuaciones sobre economía irregular y trabajo de extranjeros dirigidas a combatir el trabajo no declarado o la creación de empresas ficticias para acceder indebidamente a prestaciones, dando cumplimiento al Plan Integral para la Prevención y Corrección del Fraude Fiscal, Laboral y a la Seguridad Social de 5 de marzo de 2010 y de carácter plurianual. >d.n.

Toda la información de Navarra en www.noticiasdenavarra.com